Argentina tiene una nueva oportunidad de acabar con su "maldición" copera

Desde este viernes, el equipo trasandino enfrenta a Croacia en la final de Copa Davis, cuya definición han perdido en cuatro ocasiones.

Por

AFP/El Gráfico Chile

Argentina va en camino de romper un maleficio y muestra que puede ganar la Copa Davis tras clasificar por quinta vez a la final gracias a un Juan Martín Del Potro imparable, pero también con un equipo sólido capaz de adaptarse a todo.

Los trasandinos darán su quinta batalla por la Ensaladera de Plata ante Croacia, un rival que no da la talla de los otros cuatro a los que enfrentaron en las finales perdidas.

Argentina cayó en las finales de 1981, 2006, 2008 y 2011, lo que ya se convirtió en una maldición tremenda para uno de los países con mayor tradición tenística.

La primera caída fue en 1981 cuando cayeron en Cincinnati contra el poderoso Estados Unidos de John McEnroe y Roscoe Tanner. Guillermo Vilas y José Luis Clerc no pudieron con el poderío local y sucumbieron por 3-1 en una serie muy apretada.

25 años después llegó una nueva oportunidad ante Rusia como visita en 2006. La “generación dorada” del tenis trasandino comandada por David Nalbandian, Juan Ignacio Chela, Agustín Calleri y José Acasuso chocaron en Moscú contra los locales liderados por Nikolay Davydenko y Marat Safin.

Sin embargo, el equipo ruso se quedó con la victoria, pese a la gran actuación de Nalbandian que ganó sus dos singles. Safin venció a Acasuso en el quinto punto y decretó el triunfo europeo por 3-2.

Lo más trágico ocurrió en 2008, cuando jugando como local en Mar del Plata cayeron por 3-1 ante España que no tenía al lesionado Rafael Nadal, en ese entonces número uno del mundo. Argentina contaba con Juan Martín del Potro y Nalbandian como figuras -ambos Top 10 en ese instante- y pusieron cancha dura bajo techo para complicar a los hispanos. Sin embargo, todo salió para atrás.

El cordobés barrió con David Ferrer y todo parecía fácil para los trasandinos, pero “Delpo” cayó ante Feliciano López y se lesionó. El dobles lo ganaron los hispanos y luego Fernando Verdasco sentenció la serie al vencer a Acasuso que reemplazó a la Torre de Tandil. Decepción que hasta hoy duele tras la cordillera.

 

Finalmente llegó la revancha con España en 2011, pero esta vez en Sevilla. Sin embargo, Nadal fue demasiado para los trasandinos y lideró a los hispanos al título. Fue 3-1 con dos triunfos del manacorí sobre Juan Mónaco y Del Potro, mientras que David Ferrer derrotó en cinco dramáticos sets al de Tandil.

Una historia que esperan cambiar en Zagreb desde este viernes.

GRAF/FLB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo