Ezequiel Luna se ilusiona con un "grande" tras el sueño sudamericano que vivió con Palestino

Se consolidó en Wanderers, pero tuvo que partir a Palestino por los problemas económicos de los caturros. Ahí reafirmó el buen nivel que lo llevó a ser el "mejor defensa" en los Premios El Gráfico Chile.

Por
Ezequiel Luna se ilusiona con un

Por Gonzalo Pérez Amar

Acompañado de sus hijos y su esposa, Ezequiel Luna llegó feliz al teatro Matucana 100 para ser galardonado como el “mejor defensa central” del 2016 en los premios de El Gráfico Chile. El aplauso cerrado del público al ser nombrado como uno de los galardonados dio cuenta que el zaguero tiene más que merecido su premio. 

Luna no tuvo un año fácil y tuvo que lidiar en el primer semestre con los problemas económicos de Santiago Wanderers, quienes tuvieron que dejarlo partir por no poder pagarle el sueldo. Con el dolor de dejar al equipo con el que se encariñó en Chile, llegó a Palestino y ahí vivió un sueño continental. 

Fuera de todo pronóstico, los árabes sorprendieron y llegaron a cuartos de final de la Copa Sudamericana, donde fueron eliminados por San Lorenzo. Pero nadie niega el esfuerzo que hicieron para llegar a esa instancia y se ganaron la ovación de todo un país que puso sus esperanzas en ellos. 

¿Cuál es tu balance del 2016?

Más allá de los problemas económicos que tuve que lidiar en Santiago Wanderers, eso lo dejo en un segundo plano. Fue un año muy bueno y extraordinario en lo futbolístico. Tuve mucha regularidad y pude jugar todo en Wanderers en el primer semestre. Después llegué a Palestino y fue lo mismo. Pude jugar mucho y hacerlo bien, así que estoy conforme. Siempre hay cosas por mejorar, pero estoy contento con mi año. 

¿Cuál fue tu momento más importante del año?

La Copa Sudamericana, por como se dio. Le ganamos 3 a 0 a Libertad en Paraguay, sacamos un empate ante Real Garcilaso en la altura de Cusco, eliminamos a Flamengo ganándole en Brasil y a San Lorenzo los tuvimos ahí hasta el último minuto, sin que pasen ni la mitad de la cancha. 

El partido ante Flamengo en Brasil marcó a este Palestino, lo que veníamos haciendo y marcó una tendencia para lo que íbamos a hacer con San Lorenzo. Somos un equipo que juega muy bien. 

¿Cuáles son tus expectativas para el 2017?

Uno siempre quiere seguir creciendo. La Copa Sudamericana fue una gran oportunidad para mostrarse y esas oportunidades hay que aprovecharlas. No es lo mismo estar en Palestino que un equipo del interior, la vitrina es diferente y te buscan más por estar en Santiago. 

Lo vivido en Palestino ha ayudado mucho y uno siempre se ilusiona con llegar a un ‘equipo grande’, sin desmerecer a nadie. En el fútbol todo se sabe y no puedo negar que he tenido conversaciones, pero aún nada concreto y puede quedar eso. Mi idea es seguir en Chile, porque estamos todos muy cómodos acá. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo