Columna: Alexis, cabeza de ratón

En el Barcelona ganó títulos, pero como cola de león. Sánchez debe buscar un equipo que combine la gloria personal con la colectiva.

Por Publimetro
Imagen foto_0000000120170108204045.png
Sánchez parece no estar disfrutando en el Arsenal (Getty Images)

Juan Ignacio Gardella Berra
Subeditor El Gráfico Chile
@jigardella

Dice Nick Hornby en "Fiebre en las gradas", para muchos el mejor libro de fútbol que se ha escrito, que "en la experiencia de ser del Arsenal desempeña un papel importante el hecho de ser detestado por el resto del mundo". En el texto narra la especie de maldición que significa ser hincha de los Gunners, acostumbrados a un sufrimiento tras otro y a ser el hazmerreír de sus archirrivales.

Por ello, Alexis no debiera sorprenderse del lugar donde se fue a meter. Era cosa de revisar la historia reciente del equipo londinense: la última vez que ganó la Premier fue en la temporada 2003/04, con apenas dos subcampeonatos posteriores -el de la 2004/05 a 12 puntos del Chelsea y el de la pasada a 10 del Leicester-, y desde entonces se ha conformado con copas locales de segundo orden.

No es de extrañarse entonces que luego del 3-3 en la visita al Bournemouth, después de ir 3-0 abajo, Giroud, el autor del empate, celebrara efusivamente en vez de ir a buscar la pelota y llevarla al centro de la cancha, con cinco minutos todavía por jugar. Fue una igualdad tan heroica por la forma como inútil por la posición en la tabla, donde Sánchez y compañía ya están a ocho unidades de la punta.

Nada nuevo bajo el sol -más bien dicho la niebla- de Londres, pues el club capitalino no aspira al título, sino a clasificar a la Champions. Si no me cree revise el plantel y notará que, además del chileno, al único que uno podría calificar como superestrella mundial es a Özil, algo raro, considerando que se gastaron 41 millones de euros en ¡Mustafi! y 45 en ¡Xhaka!, buenos nombres, pero no astros planetarios.

El manoseado tema de la renovación de contrato del tocopillano probablemente sea una medida de presión para que lo dejen partir, tal como lo está haciendo también el volante alemán. Libras esterlinas más, libras esterlinas menos, lo que le debe interesar al a estas alturas Maravilla a secas, porque de Niño le va quedando poco, son coronas, ampliar su palmarés por sobre su cuenta bancaria.

Para eso será clave que esta vez tome una decisión acertada respecto a una posible transferencia, ya que, en Europa, aún no logra combinar su protagonismo individual con el éxito colectivo. Este último lo alcanzó en el Barcelona, como actor de reparto, mientras que el primero lo ha conseguido en el cuadro de Wenger, aunque sin que se plasme en grandes triunfos de conjunto.

Alexis ya fue cola de león en Cataluña y ahora es cabeza de ratón a orillas del Támesis. Es momento de apuntar a ser la frente de un Rey de la Selva.

GRAF/JIGB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo