Las razones que dejaron a Chile fuera del Dakar 2018

Las altas exigencias que solicitaba el país no fueron aceptadas por la ASO. No aportar dinero estatal o que los camiones no pasaran por el el país, fueron algunos de los requerimientos del gobierno.

Pablo Quintanilla en el Dakar 2017 / imagen: AFP
Las razones que dejaron a Chile fuera del Dakar 2018

Por Pedro Marín R. y Gonzalo Pérez A.

Una de las quejas que más se escuchó de los pilotos tras el término del Rally Dakar 2017 fueron los terrenos que tuvieron que transitar durante los 15 días de carrera. La ausencia de terrenos desérticos y dunas, tan características de la prueba, no dejaron satisfechos a los competidores y muchos pedían el retorno de Chile al recorrido, que por segundo año quedaba fuera por trabas en las negociaciones de las autoridades nacionales y ASO, empresa organizadora del evento.

Con este panorama, los organizadores del Dakar y el gobierno chileno se sentaron a negociar para recuperar al país en el trazado de cara a la edición 2018. Sin embargo, una vez más las tratativas no llegaron a buen puerto y Chile, por tercera vez consecutiva, no tendrá el paso del rally.

Pero, ¿cuáles fueron las razones por las cuales ASO no incluyó a Chile? En enero, las autoridades nacionales se reunieron con ASO, que tuvieron como negociador a Marc Coma, director deportivo de la competencia, y a mediados de febrero enviaron una propuesta que no fue bien recibida por la organización, quienes presentaron una contrapuesta en los primeros días de marzo.

Al ser ambas posturas tan disímiles, las posturas se congelaron rápidamente y en la organización del Dakar no insistieron en tener a Chile, ya que tenían el acuerdo cerrado con Perú y se aseguraban las presencia de dunas y desierto.

Así, las exigencias, según informaron fuentes cercanas a las negociaciones, que presentaron desde el Gobierno de Chile a ASO fueron rechazadas y el país se quedó nuevamente fuera del recorrido. Dentro de lo que querían las autoridades nacionales era que la carrera sólo pasara en terreno nacional por la ciudad de Iquique y ahí se realizara, además de un tramo de la competencia, una especie de exhibición, se contara o no con el día de descanso, para acercar la carrera a la ciudadanía. La opción fue descartada rápidamente por la organización.

Sin embargo,  no fue el único requerimiento de las autoridades y también exigían que sólo pasaran los autos y las motos, dejando fuera a la categoría de camiones para disminuir el impacto ambiental. Finalmente, le dejaron en claro a la organización que no aportarían financiamiento y que sólo facilitarían infraestructura policial, de Sernatur y del Ministerio del Deporte, dejando cualquier ayuda presupuestaria al gobierno regional.

De esta forma, la organización, que ya había cerrado un trato con Perú, dejó de pensar en Chile como alternativa y, en un principio, ya tiene definidos los hitos claves, siendo Lima la ciudad elegida para la partida, con día de descanso en Bolivia, con La Paz como principal candidata, y llegada en Argentina, que tiene como alternativas a Rosario y Buenos Aires.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo