La dura travesía del León de Collao a un año de ser "inviable"

Deportes Concepción vivió un emotivo regreso a un año del drama de la desafiliación. Ahora con un proyecto social comandado por su corporación quiere competir basando su éxito en el control de la SADP y poner el acento en la participación de su hinchada.

Por Javier Rios

Se cumplió un año, aunque para los hinchas lilas pareció una eternidad. Mientras los jugadores se acomodaban las medias y los hinchas de Concepción se posicionaban en los asientos del Ester Roa Rebolledo, la sensación era repetida: entre ansiedad y nerviosismo por ver nuevamente al equipo lila que disputó un emotivo encuentro amistoso contra Osorno.

Las lágrimas no eran de cocodrilo, ni temporales. Surgían de a poco, a cuenta gotas, forzadas por el esfuerzo de un año para revivir una institución que cayó en el exilio por ser "inviable" para ser parte del circo grande del fútbol chileno.

Una lágrima que también se cultivó a principio del nuevo siglo, con el abrupto cambio en la propiedad de los clubes de fútbol, que impuso las sociedades anónimas deportivas y que en el equipo lila terminó destruyendo la organización que metió al Conce en el corazón de la Octava Región desde que se creó el club en 1966.

Todo a partir de 2006, marcado por la suspensión por un año por los malos manejos de los dirigentes de la antigua corporación, y reflejado en que los problemas de la concesionaria no pararon, repitiéndose durante los diez años venideros que liquidaron al equipo el 26 de abril de 2016.

ps245029.jpg Deportes Concepcion vs Provincial Osorno, partido amistoso El leon esta de vuelta.

Días duros, pero los fanáticos del León de Collao no se quedaron tranquilos y le hicieron frente al estado crítico del club:"Nos acomodamos rápidamente el día lunes 22 y tuvimos que asumir cuentas por tres millones de luz, agua porque la concesionaria no había pagado, estaba los camarines cochinos, un forado en el techo, instalaciones pésimas, los focos de luz destrozados. Tuvimos que invertir, hicimos una campaña y con la plata de los socios solucionamos eso y pagamos los gastos de los juveniles que seguían jugando", comenta Víctor Tornería a El Gráfico Chile, rememorando esos duros momentos.

El presidente del Club Social fue el representante de cientos de socios que lucharon por recuperar el club en un año esperanzador, de la mano de un trabajo responsable en todos los frentes.

Lo primero fue iniciar un proceso educacional, juntando un equipo multidisciplinario con contadores y abogados, que revisaron la ley, anotando decenas de reuniones para crear un modelo de negocios competitivo basando el éxito de la futura institución en complementar el romanticismo del funcionamiento como club, incorporando elementos que hacen al club un competidor en el mercado de una actividad lucrativa.

"El 26 de abril nos pilla la desafiliación, pero el 19 de mayo ganamos las elecciones con el 97% de los votos en una reunión que contó con 280 socios. La transparencia era lo importante, a partir de ahí generamos recursos, pudimos arreglar las mallas, el camarín, infraestructura para realizar la campaña de socios. Ahora tenemos 1540 socios activos con el fundamento que creemos en el concepto de socio antiguo, complementando con la generación de unidades de negocio", relata el dirigente lila.

El club revivió como club social aprovechando su condición de corporación para recibir beneficios estatales, expresado en escuelas deportivas y dineros frescos para iniciar proyectos sociales relacionados con el fútbol. Pero sin dejar de lado su participación en la SADP la que pasaron a dominar pudiendo beneficiarse del otro lado del negocio, con iniciativas en merchandising e inversiones de auspiciadores externos.

"Estudiamos el modelo alemán, en este escenario nosotros podemos definir acciones tipo A para hinchas naturales con límite de compra, acciones tipo B para personas jurídicas, empresas con un máximo de compra y una administración compartida", explica Torneira.

El partido contra Osorno fue un amistoso emotivo en la cancha y una posibilidad de consolidar este proyecto, aprovechando la ocasión para transformar el salón vip del estadio en una sala de reuniones en la que con más de 40 empresarios de la zona el dirigente contó como progresa el club: "La primera fase terminó, los hinchas levantaron al club y ahora les toca a ustedes. con 15 mil personas de fondo les dijimos tienen todo esto para hacer", fueron las palabras del presidente de Concepción.

Ahora buscarán conseguir dinero y erradicar los vicios del fútbol negocio actual cuestionando el precio de las entradas. "Menos gente, menos guardias, menos críticas", dice Torneira de como justifican los altos precios de los boletos, que la corporación bajó a dos mil pesos y que repartió en 26 puntos de venta en toda la ciudad, hasta en almacenes.

La repercusión mediática que ha tenido el León de Collao ha atraído inversionistas de distintos países y hasta el jugador Pedro Morales que quiere invertir, sin embargo desde el club social mantienen la claridad: "El tema es quien controla la SADP, que los socios compren acciones y con el patrimonio se puede mantener el 51%", señala Torneira convencido de el poder popular en Concepción.

 

ps245157.jpg Deportes Concepcion vs Provincial Osorno, partido amistoso El leon esta de vuelta.

 

 

 

 

 

Gazale y la opinión de los jugadores

Daud Gazale volvió a su casa en Deportes Concepción donde debutó y se mantiene como referente en esta lucha por volver a la competencia.

Que el Conce sea el equipo que más gente llevó ese fin de semana es una respuesta para los que creían que el equipo lila no era viable: "Estoy contento por lo que se vivió, aportar con experiencia. Fue un desahogo jugar, las cosas que se viven en el fútbol actual son difíciles, existen sentimientos de alegría de rabia".

"Todavía no me explico lo que pasó, que desafiliaran a un equipo con tradición y con hinchada, sólo por un grupo de gente que no los supo manejar", dice.

Gazale tiene voz autorizada para alabar el trabajo que está haciendo el club social en el camino para revivir la institución, aunque también exigente para exigir un nuevo trato para los futbolistas del club.

"El Conce puede ser viable porque tiene mucha gente, fanáticos. La gente a cargo está haciendo bien las cosas, pero los jugadores se están llevando todo el peso. Están entrenando hace un año gratis, lo hacemos por cariño al club y para ayudar a los chicos. Ha sido notable como lo afrontan los jugadores. La dirigencia tiene que hacer esfuerzos y poner a los jugadores por arriba de todo", aclara.

"Ojalá que volvamos a jugar profesionalmente. Fue realmente hermoso ver las tribunas con la familia, niños, abuelos, todos juntos. Volvimos a lo que había antes sin peligro, fue todo positivo", relata mezclando sentimientos de admiración.

Concepción no está sólo, tiene a su gente y un proyecto responsable de jugadores y dirigentes, que están preocupados de aunar el espíritu del partido contra Osorno en el estadio Ester Roa Rebolledo, para a un año del nefasto día de la desafiliación transformar la pena en esperanza de volver al profesionalismo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo