La NBA dijo adiós a una de sus últimas grandes estrellas

Paul Pierce, una de las figuras más importantes de la reciente década, jugó su último partido como profesional este domingo.

Por AFP

Después de Kobe Bryant y Tim Duncan en 2016, otra estrella de la década de 2000, Paul Pierce, icónico ex jugador de los Boston Celtics, se despidió de la NBA el domingo tras la eliminación de su equipo Los Angeles Clippers a manos de Utah Jazz en la primera ronda de los playoffs.

A los 39 años, 'La Verdad' (The Truth), como le bautizó la prensa local, dio lo mejor de si para evitar la eliminación de los Clippers en el crucial séptimo partido.

En 22 minutos en la cancha, Pierce anotó seis puntos, capturó tres rebotes, dio una asistencia y robó un balón, haciendo vibrar al Staples Center una vez más, pero no pudo impedir que los Clippers perdieran por 104-91.

"Obviamente, es decepcionante ser eliminado, pero hay que reconocer que Utah fue mejor que nosotros. Me hubiera gustado tener un fin a lo Peyton Manning, pero no fue posible", dijo en referencia al ex quarterback del equipo de football americano de Denver Broncos, que se retiró después de haber ganado el Super Bowl en 2016.

"Tuve la oportunidad de jugar mi último partido frente a mi familia, mis amigos, mis parientes", insistió el alero.

Se retira sin el palmarés de Michael Jordan o Kobe Bryant, pero Pierce ha marcado la historia de la NBA, al menos como uno de los jugadores más notables y queridos de los Celtics.

Campeón de la NBA en 2008

Bajo su batuta, la franquicia de la famosa camiseta verde encontró el éxito en la década de 2000: en 2008, su aporte le dio a Boston su 17º título -y último- de la NBA, poniendo fin a veintidós años de sequía.

Dos años más tarde, volvió a liderar a los Celtics en la final, pero el astro de Los Angeles Lakers, Kobe Bryant, le arruinó los sueños en un séptimo partido de infarto, que le dio el título a los angelinos.

Señal de que Pierce estará siempre asociado a la historia de los Celtics, fue su simbólico adiós a la afición verde cuando el 5 de febrero, jugando con los Clippers y durante su última visita a Boston, fue aclamado y ovacionados por los espectadores de la arena TD Garden.

A pesar de que vistió las camisetas de Brooklyn (2013-2014), Washington (2014-2015) y desde 2015 la de los Clippers, donde se reunió a Doc Rivers, el entrenador de sus mejores años con los Celtics, Pierce sigue siendo venerado en Boston.

https://twitter.com/roixo94/status/858975852876398593

https://twitter.com/Pasion_Basket/status/859035735747375104

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo