¿Cómo se gestó el increíble perdonazo a Messi?

En Argentina contaron la trama que llevó a la FIFA a levantarle el duro castigo al crack de la Albiceleste, que podrá jugar el resto de las Clasificatorias.

Por El Gráfico Chile

El perdonazo a Lionel Messi por parte de la FIFA, tras levantarle la suspensión de cuatro partidos por insultar al juez del partido Argentina-Chile rumbo a Rusia 2018 aún sorprende a todos.

El argentino quedó libre de todo mal por "falta de pruebas" y estará en los últimos duelos de la Albiceleste en el duro camino de las Clasificatorias Sudamericanas al Mundial.

Y ni en Argentina se lo creen, porque este sábado el diario La Nación de ese país reveló cómo la AFA consiguió lo que parecía imposible: levantarle la durísima sanción a su máxima estrella. Lo que títula: "Los secretos del perdón a Lionel Messi".

Lo primero fue designar al español Juan de Dios Crespo y el argentino Ariel Reck para elaborar la apelación que terminó levantando totalmente el castigo al jugador del FC Barcelona. De acuerdo a lo que informa el medio, la audiencia del miércoles en la casa de la FIFA, en Zurich, fue decisiva para el perdonazo.

"Constó de dos partes: la delegación argentina primero desarrolló la estrategia legal trazada en las 46 páginas de la apelación. Luego, Crespo hizo un alegato, en el que explicó por qué la sanción a Messi debía ser anulada. A la salida del encuentro, la expectativa era que le bajaran una fecha y el castigo quedara en tres partidos, por lo que la 'Pulga' debía cumplir todavía dos. Estimaban que la definición se publicaría el próximo martes 9. Nadie se esperaba esta resolución. Ni tan rápida ni tan favorable", explica.

Además, los directivos del fútbol argentino señalaban que la FIFA no podía actuar de oficio en este caso, tal como intentó hacer la Comisión Disciplinaria para justificar los cuatro encuentros de castigo.

"Para sancionar de oficio, la FIFA debe probar que el árbitro asistente del partido Argentina vs. Chile no advirtió el insulto. Si lo notó y no lo sancionó, no corresponde la sanción de oficio", explicó un experto argentino en derecho deportivo que colaboró en esta instancia.

De esta manera, no correspondía castigo y eso fue lo que determinó la Comisión de Apelaciones. De hecho, el árbitro del partido, el brasileño Sandro Ricci, no había incluído en su informe el insulto de Messi a su asistente.

Además, se supo que una declaración de Bruno Militano, preparador físico de Edgardo Bauza, fue clave. Ya que vio cómo Messi y Do Carvalho conversaban entre ambos tras lo ocurrido. Ambos sabían lo que se estaban diciendo y se concluyó que el juez de línea entendió el insulto, lo dejó pasar y ni siquiera lo informó, por eso jamás debió haber existido sanción.

 

De esta manera, se dio pie a la absolución de Messi y con esto la flamante directiva de Claudio Chiqui Tapia en la AFA se anotó un golazo de media cancha.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo