En la UC acusan el golpe de Talcahuano y clarifican sus objetivos para lo que resta de semestre

En el plantel cruzado ponen sus fichas en avanzar en la Libertadores y cerrar la temporada 2016-2017 en el plano local como el equipo con más puntos.

Por El Gráfico Chile

La resignación se tomó el camarín de Universidad Católica tras la dura caída 2-1 ante Huachipato en Talcahuano. Si bien los jugadores del conjunto cruzado asumen que las matemáticas les siguen dando chances en el plano local, al mismo tiempo admiten que la realidad futbolística los aleja casi definitivamente del sueño del tricampeonato.

"Es lamentable que se nos escapó la opción de pelear el tricampeonato", expresó el experimentado arquero Franco Costanzo, quien estableció que en las dos fechas que restan de Clausura “puede pasar cualquier cosa, como ha estado pasando, pero creo que ya estamos muy lejos".

Pero el ex River Plate remarcó que pese al amargo panorama, en la UC no deben bajar los brazos. "A pesar de la derrota que nos duele, tenemos que ver lo que viene para adelante, tenemos que presentar la mejor cara en el partido ante Iquique y obviamente la Libertadores sigue siendo un objetivo que depende bastante de nosotros", sostuvo.

En una línea similar se mostró el mediocampista Fabián Manzano, quien jugó improvisado como defensor central en la caída en el CAP, a raíz de las lesiones de Germán Lanaro y Cristián Álvarez, además de las suspensiones de Guillermo Maripán y Alfonso Parot. El volante de corte dejó en claro que la Franja sigue teniendo un objetivo en la competencia doméstica.

Consultado por el estado de ánimo del plantel tras el traspié en la Octava Región, el oriundo de Los Andes comentó que "el camarín está en lo normal como se siente un camarín después de una derrota, pero sabemos que esto es así, toca ganar y toca perder. Matemáticamente aún hay opciones, pero es más difícil. Nosotros tenemos como objetivo ser el mejor equipo del año y vamos a luchar por eso".

Además, el futbolista surgido de la cantera de la precordillera le restó dramatismo a las numerosas lesiones que ha sufrido Católica en lo que va de semestre. "A todos los equipos las lesiones complican, sobre todo cuando las lesiones coinciden en posiciones, pero Católica tiene un plantel grande y hay jugadores que pueden suplir las bajas", dijo.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo