La rivalidad Madrid-Barça pasó al tenis con pifias a Piqué en Masters madrileño

El defensa catalán recibió el repudio de los capitalinos cuando veía un partido del torneo. Sergio Ramos no criticó el hecho y hasta lo defendió.

Por El Gráfico Chile

La lucha entre el Real Madrid y el Barcelona es cada día más dura, es que los dos gigantes de España son totalmente opuestos en todo sentido y por eso la rivalidad también se hace sentir fuera de la cancha.

Y que lo diga el defensor Gerard Piqué, que más que hincha del Barça y es casi un antimadridista, por eso cuando estuvo este lunes viendo un partido de tenis en el Masters 1.000 de Madrid recibió el repudio de los presentes en la pista Manolo Santana en la Caja Mágica.

Piqué, defensa del Barcelona, fue silbado por una parte del público cuando su imagen salió en la pantalla de la cancha central, un hecho que ni le importó al zaguero.

Esto fue cuando estaba presente viendo al español David Ferrer en su partido contra el kazajo Mihail Kukushkin, 80 del mundo. Ganó el hispano por 2-6, 7-6 (1) y 6-4, en la primera ronda.

Hoy martes, Sergio Ramos, capitán de la selección española y el Real Madrid, aseguró que no va a "cambiar la opinión de la gente" de Madrid, que ayer silbó a Piqué.

"Yo voy a Barcelona y lo mismo me pasa a mí, tampoco voy a cambiar la opinión de la gente. Cada uno que barra su parcela", manifestó Ramos sin criticar el hecho.

Una batalla que supera todas las fronteras.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo