Camarín en silencio y desazón total: La tristeza reinó en los jugadores de Colo Colo

Como nunca no hubo música y menos charla entre el entrenador y el plantel. El vestuario de los albos fue un funeral.

Por Pedro Marín Roldán

El golpe fue fuerte y los jugadores lo sintieron. El pobre empate 1-1 que logró Colo Colo ante Deportes Antofagasta en el estadio Monumental caló hondo en el plantel albo, quienes vieron como dejaron escapar la opción de ser campeones y. lo que es peor aún, a falta de una fecha para el final del torneo de Clausura perdieron el liderato a manos de Universidad de Chile.

Por lo mismo, el peregrinaje desde el césped del Monumental al vestuario fue un verdadero calvario y ya en el camarín era como estar en un velorio. Aunque ya es habitual escuchar la música a todo volumen, en está ocasión no hubo reggaeton ni cumbia.

El silencio reinó en el vestuario e, incluso, no hubo charla del técnico con el plantel. Guede dio una rápida conferencia de prensa y luego se reunió con su cuerpo técnico en la sala que se encuentra a un costado del vestuario.

Mientras eso ocurría, los jugadores se duchaban y luego se retiraron cabizbajos. Mark González, Pedro Morales y Justo Villar, quienes no estuvieron ante los Pumas, fueron al vestuario y se retiraron casi inmediatamente.

Después salieronlos jugadores citados y el semblante era de desazón total. Ninguno quiso hablar en zona mixta y luego, en los estacionamientos, saludaron rápidamente a sus familiares y amigos para retirarse velozmente del recinto deportivo.

Los últimos en salir fueron Esteban Paredes y Jaime Valdés, quienes estaban muy afectados por lo sucedido en Pedreros. La fiesta que estaba preparada terminó en un funeral en Colo Colo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo