El nuevo escenario contractual que deberá afrontar Pablo Guede una vez finalizado el Clausura

La continuidad del entrenador quedó en duda tras el fracaso en el torneo y algunos miembros del directorio creen que dará un paso al costado.

Por Pedro Marín Roldán

Cuando Aníbal Mosa presentaba su candidatura a la reelección a la presidencia de Blanco y Negro anunció que su proyecto contemplaba ganar la Copa Libertadores en el año 2020 y que el técnico para concretar dicho sueño sería Pablo Guede.

En el estadio Monumental, el técnico argentino es literalmente el "Puto Amo" y el mandamás de la concesionaria ejecuta lo que le dice el DT. Solicitó una oficina más grande, arreglos en el camarín, realizó cambio en los guardias que trabajan en Macul y, por si fuera poco, removieron a técnicos de las divisiones menores que no simpatizaban con Manuel Crespo, quien llegó a cargo de la serie Sub 20, la cual "inventaron" para su arribo. Esta movida significó sacar a entrenadores de las series menores, donde el gran perjudicado fue Rodolfo Madrid con su despido.

En todas estas decisiones estuvo involucrado Guede, quien, poco a poco, se comenzó a apoderar de Pedreros. No obstante, algo no andaba bien y el técnico lo comienza a pagar caro. En las primeras fechas el equipo jugaba a gran ritmo y mostraba un buen despliegue, pero eso comenzó a diluirse con el correr del torneo y ahora el título se alejó.

Fue así como en la mitad del campeonato algunos referentes comenzaron a cuestionar el trabajo del técnico y en especial de su preparador físico, ya que cada semana había un jugador con una molestia física o no apto para rendir los 90 minutos. Además, en el tramo final del torneo, donde Colo Colo enredó varios puntos, comenzaron las críticas a los cambios que realizaba Guede.

La situación de disconformidad y cuestionamiento creció con la igualdad ante Deportes Antofagasta, la cual prácticamente fue tomada como una derrota. El apoyo con el que contaba el técnico quedó en entredicho. Las caras largas abundaban en Macul y uno de los dirigentes de Blanco y Negro, al ser consultado por la continuidad del técnico para el segundo semestre, señaló a El Gráfico Chile que "esto es un fracaso. Vamos a esperar que pasa el fin de semana, pero será evaluada su continuidad. Ahora, a modo muy personal, creo que debería renunciar tras este papelón".

En el entorno del técnico, en tanto, confesaron que "está destruido y sabe que su continuidad quedó en duda".

Coincidencia o no, a fin de mes se debe realizar la primera junta de directorio tras la reelección de Mosa y todo indica que el bloque opositor, encabezado por Leonidas Vial, pedirá la "cabeza" de Guede y no comparten la idea de extenderle el contrato hasta el 2020.

Lo cierto es que el entrenador tiene contrato hasta junio del 2018 y el actual presidente de ByN ya estaba trabajando para prolongar el vinculo por dos años más, situación que ahora quedará en jaque. La continuidad de Guede sigue en veremos y ahora, en caso de fallar en su objetivo de ser campeón, esperarán por una posible renuncia, decisión que puede tomar el mismo sábado tras el partido ante Cobresal o el lunes, cuando el plantel se reúna en el Monumental para evaluar el semestre.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo