Los motivos de Cruzados para mantener plena confianza en Mario Salas

En la directiva de la UC hacen una mala evaluación del primer semestre de 2017, pero insisten en que la continuidad del Comandante no está en entredicho.

Por Pablo Serey Correa

Con el traje de bicampeón del fútbol chileno, Universidad Católica enfrentaba el primer semestre de 2017 con dos claros objetivos: lograr un histórico tricampeonato en el plano local y clasificar a octavos de final de la Copa Libertadores. Ninguna de las dos metas trazadas fue alcanzada, lo que arroja una evaluación negativa, aunque eso no pone en entredicho la continuidad del director técnico Mario Salas.

La apuesta de Cruzados para la primera mitad del año en curso fue mantener a casi la totalidad del plantel que alcanzó el título del Apertura 2016-2017 y traer un reemplazante de categoría para el goleador Nicolás Castillo. Por lo mismo, los dineros reservados para la conformación del equipo se destinaron en las renovaciones de José Pedro Fuenzalida y Diego Buonanotte, además del fichaje de Santiago Silva.

Pero en cancha la Franja de Mario Salas mostró un rostro muy distinto al que le permitió imponerse como el mejor club chileno en el segundo semestre de 2016. En la competencia doméstica, pese a ciertos vaivenes que en algún momento le devolvieron la ilusión, la UC nunca estuvo cerca del tri, mientras que en el concierto internacional el comienzo fue auspicioso, pero el empate ante San Lorenzo y la derrota ante Atlético Paranaense, ambas en casa, sepultaron la ilusión cruzada.

Ante el descrito escenario, el presidente de Cruzados, Juan Tagle, manifestó que "hay una evaluación negativa en cuanto a los resultados. Obviamente la evaluación principal para el equipo son los resultados, aunque hay otras maneras de evaluar, los jugadores que han crecido, cómo ha jugado el equipo, pero en materia de objetivos es una mala evaluación porque no se logró ninguno de los dos objetivos que nos propusimos".

Si bien la UC aún debe jugar ante la Universidad de Concepción en la Octava Región y con ello cerrará su amargo primer semestre de 2017, con la eliminación de la Libertadores el panorama en cuanto a competencias para la segunda mitad de año está claro. Por lo mismo, este jueves la Comisión Fútbol de Cruzados sostendrá una reunión donde evaluará lo sucedido y se trazarán las primeras líneas concretas para el venidero torneo de Transición, aunque en citas anteriores ya se habían tratado algunos temas.

Y en este nuevo ciclo, la figura de Mario Salas seguirá siendo primordial. Así lo entienden en la directiva de la concesionaria de Las Condes, donde mantienen plena confianza tanto en el viñamarino como en el gerente deportivo José María Buljubasich. Los éxitos del 2016, la promoción de jugadores y la forma de trabajo que se ha instalado en San Carlos de Apoquindo generan seguridad y convicción en la plana mayor de Cruzados.

"Sin duda que el bicampeonato, la Supercopa, cómo ha jugado el equipo, los jugadores que han surgido de nuestras divisiones inferiores, el trabajo que se hace durante toda la semana, la planificación, todo eso le da un gran colchón a Mario. Nosotros estamos muy contentos con él y su continuidad en Católica no está en entredicho por lo que ha pasado este semestre", sostuvo Juan Tagle, al referirse a la situación del técnico que tiene contrato con la UC hasta fines de 2018.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo