Trastienda de la amarga eliminación de la UC: rabia y desazón en el camarín cruzado

La derrota 3-2 sufrida ante Atlético Paranaense por la Libertadores pegó fuerte tanto entre los jugadores como en los hinchas.

Por Pablo Serey Correa

Silencio de rabia

La salida de camarines de los jugadores de la Universidad Católica estuvo marcada por el silencio y los rostros que evidenciaban rabia y desazón. El único en emitir declaraciones fue el capitán Cristopher Toselli. El resto pasó rápido por la zona mixta rumbo a los estacionamientos para evitar las consultas de los medios, o bien se excusaron de hablar, como lo hicieron habituales voces ante la prensa como José Pedro Fuenzalida, Ricardo Noir o Diego Buonanotte. En tanto Santiago Silva, también recurrente a la hora de declarar, fue uno de los últimos en salir y, visiblemente afectado, enfiló veloz hacia la salida del estadio.

Indiferencia cruzada

En la última fecha del torneo de Clausura, Universidad Católica enfrentará a la Universidad de Concepción, mientras que sus dos archirrivales, Universidad de Chile y Colo Colo, definirán el título en sus respectivos encuentros ante San Luis y Cobresal. Consultado por si se inclina por uno de los dos candidatos, el presidente de Cruzados, Juan Tagle, entregó una corta y certera respuesta: "no me interesa".

Fuentes, implacable con los reclamos

El árbitro del encuentro entre Universidad Católica y Atlético Paranaense, el uruguayo Jonathan Fuentes, se mostró implacable ante los reclamos que recibía. En el primer tiempo, le dejó en claro a Mario Salas que no iba a tolerar reproches, pues al primer reclamo del Comandante le propinó una dura amonestación verbal. En cuanto a jugadores, Santiago Silva y Carlos Espinosa, dos de los tres amonestados cruzados, recibieron cartulina amarilla por reclamarle cobros al charrúa.

Nico Castillo en la tribuna

El ex goleador de Universidad Católica Nicolás Castillo estuvo presente en la derrota 3-2 de los cruzados ante Atlético Paranaense. El atacante que milita en el Pumas de México estuvo con familiares y amigos en uno de los palcos de la tribuna Sergio Livingstone, donde se dio tiempo para compartir con hinchas. Cabe recordar que el seleccionado chileno se encuentra de vacaciones en Santiago, tras la no clasificación de su equipo a la liguilla final del Clausura azteca.

Abrazo millonario

El término del encuentro, el arquero suplente de Universidad Católica, Franco Costanzo, recibió un afectuoso abrazo del mediocampista de Atlético Paranaense Luis González, quien también saludó con deferencia a Milovan Mirosevic. Los dos jugadores argentinos mencionados compartieron camarín en River Plate, entre 2002 y 2005.

Tribunas caldeadas

El primer gol de Atlético Paranaense, el marcado por Eduardo da Silva a los 76', provocó el éxodo de un grupo importante de hinchas de la UC y con ello el reproche de la gran mayoría de los fanáticos que no se movieron de sus asientos hacia los que hacían abandono del estadio. Aquello se acrecentó con el gol de Dogluas Coutinho a los 82' y más aún con el de Carlos Alberto a los 87'. Los que iban saliendo recibieron pifias, críticas y algunos insultos de los que permanecían en sus butacas.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo