Jorge Sampaoli y las veces en que fue víctima de sus propias palabras

Dicen que por la boca muere el pez y el casildense bien lo sabe. El ex DT de la Roja está a un paso de firmar por la Albiceleste tras negar en varias ocasiones que partiría de Sevilla.

Por El Gráfico Chile

Jorge Sampaoli vuelve a estar en el ojo del huracán. El ex técnico de la Roja reconoció por primera vez que su arribo a la selección argentina es un hecho. El por ahora técnico del Sevilla dio una conferencia de prensa donde se refirió al tema. "Mi sueño desde que tengo uso de razón es dirigir la selección de Argentina. Como argentino, no puedo rechazar esta posibilidad (…) ahora queda que la AFA y el Sevilla resuelvan el vínculo contractual que me une con esta entidad", reconoció.

En la ciudad andaluz, la noticia ya venía cayendo como una verdadera bomba. Hace unas semanas el club emitió un comunicado donde calificó como "impresentable" que la AFA haya pactado una reunión con el DT. Todo esto mientras peleaban por conseguir un cupo para la Champions League.

"El Sevilla FC consideraría una falta de respeto, al tiempo que inaceptable, cualquier reunión o contacto destinado a que el entrenador proceda a la ruptura contractual con este Club, y que por tanto no dudará en hacer valer sus derechos".

Pero ahora que el acuerdo ya es público, las críticas suman y siguen y una columna de un diario de Sevilla fue lapidario con Sampaoli: "Va a pasar a la historia como el entrenador infiel, desleal, traicionero, sin escrúpulos, que antepuso su sueño personal de entrenar a la Argentina de Messi, al respeto y al agradecimiento a una institución centenaria".

Por la boca muere el pez

El casildense volvió a caer preso de sus palabras al negar o desmentir escenarios que con el tiempo se concretan. Pasó en Chile y ahora en Argentina. Cuando Claudio Tapia asumió la presidencia de la AFA, su primera medida fue desvincular a Edgardo Bauza y así quemar todas las naves por lograr la contratación de Jorge Sampaoli.

"Vamos a negociar la salida de Sampaoli de Sevilla, porque es el técnico elegido por AFA para hacerse cargo del seleccionado argentino, pero todo vamos a realizarlo respetando los plazos contractuales que él tiene con el club español", reconoció Chiqui Tapia.

A esa misma altura, Jorge Sampaoli se encargaba hasta el cansancio de negar todo contacto con la AFA. "Si hubiese dado el 'sí', querría decir que ya soy el entrenador de la selección argentina y eso no es verdad (…) No me reuniría con nadie, ni con mi hermano, días antes de un partido”, aseguraba.

Sin embargo, el tiempo le dio la razón a las especulaciones. El técnico campeón de América está a un paso de firmar por la Albiceleste luego de una teleserie que negó en más de una oportunidad.

La experiencia chilena

Cuando Jorge Sampaoli construyó una de las mejores temporadas de Universidad de Chile en su historia, Azul Azul decidió extender su contrato hasta 2013. Sin embargo el acuerdo se esfumó al año siguiente cuando el casildense tomó las riendas de la selección chilena tras la polémica salida de Claudio Borghi.

En octubre de 2011 el argentino fue sorprendido conversando con el entonces presidente de la ANFP, Sergio Jadue, en el Club Palestino, causando la molestia del que era por aquellos días el DT de la selección, Claudio Borghi.

Ante la polémica, Sampaoli se encargó de bajarle el perfil a la reunión con el calerano, calificando el encuentro como "casual". "Me sorprendió la trascendencia de un hecho casual. Uno no habría imaginado semejantes conclusiones que perjudican el proceso de la selección. Me involucraron y no tenía nada que ver (…) se hicieron conjeturas bastante feas y me vincularon a mi en un momento en que la selección necesitaba bastante apoyo".

Un año después, el casildense se desvinculaba de la U y se hacía cargo de la Roja.

Una vez más sus palabras lo dejaron en evidencia. El 20 de noviembre de 2012 , por ejemplo, el entonces técnico azul señalaba que "estamos pensando en Unión Española y sería irresponsable enfocarme en eso (posibilidad de dirigir Chile)", pero luego se referiría a su cláusula de salida y la posibilidad que tenía la ANFP de pagarla: "complica la cláusula a quienes tengan que pagarla, porque yo no tengo chance de hacerlo de mi propia manera. Creo que tendrán que hacer un esfuerzo importante, tal como hizo la dirigencia de la U para que nosotros siguiéremos en este ciclo".

"Voy a opinar del tema (de la selección) cuando valga la pena opinar. Además, no lo he pensado, todo el tema de la especulación no me ha generado proyectarme, ya que de no ser elegido me generaría desilusión", agregaba.

Sin embargo, dos días después de esas palabras, se conocía que Jorge Sampaoli había llegado a un acuerdo para dirigir la Roja y el 3 de diciembre ya estaba siendo oficializado.

Y cuando salió de la selección chilena, luego de toda la polémica generada con Sergio Jadue y la corrupción en la Conmebol, sus palabras tampoco le ayudaron. La detención del calerano sacó a la luz múltiples arreglos económicos que tenía con el DT, incluidos millonarios premios e inversiones en paraísos fiscales. Aunque en un principio había mencionado que respetaría su contrato, a medida que salían sus contratos y sumaba críticas de los hinchas de la Roja, el casildense fue cambiando el discurso y comenzó a victimizarse.

Sin embargo, Arturo Salah, nuevo presidente de la ANFP, era claro en la postura que tenían: "tiene contrato vigente y debe seguir con nosotros. Él nos confirmó que está dolido por todo lo ocurrido, pero nosotros le hemos ver cómo es nuestra manera de conducir desde que llegamos, hacerle ver que con nosotros siempre tendrá apoyo y claridad. Nosotros tenemos que hacer cumplir lo que está acordado".

"Estamos buscando su continuidad dentro del contrato que está vigente y firmado por las partes, queremos que siga, pero basándose en el contrato firmado, no nos vamos a salir de eso. Sampaoli pidió rebajar la cláusula de salida y nosotros queremos que respete su contrato. Jorge pidió buscar una solución a esta situación producto del problema humano que está viviendo, pero no estamos negociando y él tiene que pagar si quiere irse", agregó el mandamás en ese entonces.

Sin embargo, el casildense se salió con la suya y tras declararse, por ejemplo, rehén de la ANFP por hacerlo seguir en el cargo, logró su polémica salida de la Roja. Palabras y maneras de actuar que han generado múltiples críticas. Claudio Borghi y Edgardo Bauza, por ejemplo, lo acusaron de negociar mientras ellos aún estaban en el cargo en Chile y Argentina, respectivamente.

Las críticas de sus colegas

"Me divierte más que lo niegue. Porque en una de las conferencias recientes lo negó diciendo que había un técnico trabajando, cuando yo sabía que hacía varios meses venía hablando con determinados dirigentes y allegados. El Bichi Borghi contó públicamente su experiencia en Chile. No me parece lógico ni ético, pero la ética en el fútbol pierde siempre. No digo que no deba atender una llamada de un dirigente, porque a mí me pasó. No voy a dar nombres, pero un día me llama el presidente de un club para reunirse y le dije que mientras haya un entrenador en el cargo no hablaba", fueron las declaraciones del Patón, quien hasta hace poco era el técnico de Argentina.

Y las palabras de Claudio Borghi a las que hace referencia fueron unas duras acusaciones: "afortunadamente no tuve relación con Sampaoli, es un desastre como persona. Por poner un ejemplo, llama a Fox, pregunta cuánto gana el conductor y se ofrece por menos". Pero el Bichi no paró ahí y tiempo después volvió a disparar: "Reconozco sus capacidades como entrenador, que son muy buenas, pero como persona no reúne los requisitos que yo considero de buena gente. Me refiero a principios, ética, ser comprensivo, respetar los valores de otras personas. Y Sampaoli no tiene ninguna de esas cualidades

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo