Alegría a medias: Los jugadores que perdieron en el título 18 de la U

Los azules consiguieron su estrella 18, pero hubo una parte del plantel que poco pudo disfrutar en cancha este nuevo campeonato.

Por Diego Espinoza Chacoff

El Estadio Nacional era una verdadera caldera para el partido de Universidad de Chile ante San Luis. La situación, al menos, así lo ameritaba. Un triunfo ante los quillotanos los coronaba campeones del Torneo de Clausura y ningún hincha o jugador se quería perder la opción de ver campeón su equipo.

Fue así como los fanáticos fueron llegando desde muy temprano al recinto de Ñuñoa y 46 mil personas colmaron las tribunas. 46 mil personas que, tras sufridos 90 minutos, desataron un alocado festejo tras alcanzar la estrella 18. Una celebración donde estuvo todo el plantel, incluidos los suspendidos Gonzalo Espinoza y Matías Rodríguez, y que sólo tuvo alegrías. 

Pero cuando pase la feleicidad, seguramente llegará la hora de hacer balances y habrá algunos integrantes de la U que bajarán la adrenalina al ver que en el semestre fueron más perdedores que ganadores. Casos como el de Sebastián Martínez, que tuvo nula presencia en el equipo de Hoyos, o el Lucas Ontivero, que llegó como refuerzo y sólo fue alternativa.

Los perdedores que tuvo la U campeona

Sebastián Martínez: El Chino fue sondeado por Palestino para partir a préstamo a inicio del 2017, pero finalmente la transacción no se consolidó y el canterano azul se quedó en la Universidad de Chile para buscar una oportunidad de titular. Pese a eso, su presencia fue nula en el equipo de Guillermo Hoyos al no sumar ningún minuto en el torneo de Clausura 2017, e incluso al no ser citado en varios compromisos de los azules en su corona número 18.

Un nueva opción de cesión aparece en el horizonte de Martínez que muy difícilmente seguirá en el equipo, sobre todo si Gonzalo Espinoza y Lorenzo Reyes continúan en el club.

Juan Leiva: El jugador pedido expresamente por Sebastián Beccacece a mediados del 2016 no tuvo muchas oportunidades en el equipo de Guillermo Hoyos. A pesar de las pocas alternativas en ofensiva que tuvo el DT azul en el torneo, el ex Deportes Concepción no fue considerado en esta torneo de Clausura 2017 y sólo jugó 64 minutos en tres encuentros de la temporada azul. El volante partirá muy probablemente a otro club durante el próximo semestre.

Mario Briceño: El ex Deportes La Serena llegó como futura promesa para el club en la época de Beccacece. Pese a que en la cuarta región tuvo grandes temporadas, el ariete no logró convencer a Guillermo Hoyos y sólo lo utilizó en contadas ocasiones cuando requería de opción urgente en el ataque, o para ayudar a sumar minutos de juveniles. Es muy difícil que siga en la U y probablemente irá a préstamo.

Nicolás Ramírez: Uno de los canteranos con mayor proyección dentro de la U. Tuvo su debut con el cuerpo técnico de Sebastián Beccacece donde jugó varios partidos y se consolidaba como la primera alternativa para la zaga azul. Pese a eso, con Víctor Hugo Castañeda perdió terreno que finalmente perdió con Hoyos, quien prácticamente no lo consideró para jugar en su equipo durante este torneo de Clausura. Su futuro es incierto.

Lucas Ontivero: El ex Galatasaray de Turquía fue el primer refuerzo confirmado de la U para el torneo de Clausura 2017. Aunque no se conocía mucho acerca de él, sus cortos 22 años hicieron esperanzarse a Azul Azul y a Guillermo Hoyos con los enganches y talento del argentino. Pese a eso, la lesión a mitad de campeonato, sumado a la poca confianza que tomó el DT laico en él, lo relegaron a la banca de suplentes con poca opción de titularidad. A pesar de que llegó por un año de contrato de préstamo, se revisará su situación al término de torneo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo