Las 12 vibrantes y exaltadas estaciones que vivió Hoyos en el título de la U

El técnico de la Universidad de Chile llegó muy nervioso al Estadio Nacional, discutió con el cuerpo arbitral, besó el césped de Ñuñoa y terminó su jornada con abrazos a todos sus dirigidos en la cena de celebración.

Por Diego Espinoza Chacoff

Ángel Guillermo Hoyos vivió horas de mucha ansiedad y nerviosismo antes de coronarse campeón con la Universidad de Chile en el torneo de Clausura 2017. El DT de los azules sentía la ansiedad dentro de su cuerpo técnico y en sus dirigidos, y por eso dispuso de medidas previas para ayudar a calmarlos.

Sin embargo, dentro de él también existían sobresaltos que demostró la tarde del sábado en el Estadio Nacional, que muchas veces lo hicieron salirse de libreto, hasta terminar besando el césped de Ñuñoa, y finalmente concluyó su jornada abrazando y agradeciendo uno a uno a todos los integrantes del plantel que le otorgaron su segundo título como entrenador profesional.

Pasando por 12 estaciones dentro del tortuoso vía crucis en que cargó con la cruz de un equipo golpeado, Hoyos logró apaciguar los ánimos y calmar a un descontrolado equipo que terminó queriendo al profeta que crió a Lionel Messi, y creyendo en un proyecto que ya celebró su primera etapa.

  1. Adelanto en la concentración: La ansiedad y el nerviosismo que vivía el plantel de la U antes de la "final" que vivirían ante San Luis este sábado estaba empezando a preocupar a Hoyos. Aunque había muchos jugadores de experiencias, el DT temía de que las chances por ser campeón se le escaparan por factor anímico, y por eso dispuso de adelantar la concentración en un día, desde el jueves pasado. Aunque fue un claustro optativo, la mitad del plantel optó por aislarse y así no consumir más información de la necesaria sobre las posibilidades de los laicos y Colo Colo por ser campeón.
  2. Frases en el camarín de la U: En la misma línea que lo anterior, Hoyos hizo poner carteles motivacionales en el vestuario de la U en el Estadio Nacional. Enfocadas en alcanzar la gloria, el DT ocupó frases como: “hoy voy a conseguir todo lo que me propongo”, “las oportunidades no pasan, las creas”, “si estás esperando el momento perfecto, es ahora”, entre otras.
  3. Charlas dedicadas a la vida: Gustara en el plantel o no, Hoyos se dedicó todo el semestre a dictar oratorias acerca de la importancia de la vida, las personas, los grupos sociales, Dios, el amor, la familia. Unos valores que trató de transmitir a sus dirigidos que iban más allá del fútbol, y así fue como poco a poco los fue convenciendo de sus capacidades tal como relataron a El Gráfico Chile desde el camarín azul tras alcanzar la estrella 18 del club.
  4. Llegada dramática al Nacional: Con todo ya prácticamente dicho en las previas, uno de los más nerviosos del plantel azul a Ñuñoa fue precisamente Hoyos. El DT podía pasar a la historia en el club universitario y por eso la presión hizo revelar todo el nerviosismo que tenía al llegar al recinto ñuñoíno. Ahí sin dudarlo abrazó a uno de los trabajadores de Azul Azul, a quien parecía no querer soltar para enfrentar el dramático partido que se le venía en un rato más.
  5. En gol de Mora se abstrae: A pesar de su forma pasional de mirar la vida, en la hora de los goles Hoyos es un técnico que poco celebra estos éxitos momentáneos. Aunque todo su cuerpo técnico festejó el tanto de Felipe Mora en el primer tiempo, él se alejó de esas celebraciones y prefirió mirar a sus dirigidos, el marcador o el público, todo con tal de no festinar antes de tiempo con el resultado.
  6. Constante comunicación: Ante la necesidad de liberar todos sus males, Hoyos no dudó en gritar todo lo que pudo en el Nacional. Vociferando fuertemente a jugadores como Leandro Benegas y Fabián Monzón, el DT trató de que sus dirigidos no perdieran nunca el foco, tratando de mantenerlos vivos en cancha.
  7. Peleando con los árbitros: Dentro de toda la euforia colectiva que se respiraba en el Nacional, el  entrenador azul no era la excepción, y así lo demostraron sus aireados reclamos a los árbitros dirigidos por Eduardo Gamboa. Saliendose de los límites permitidos, gritando a los jueces de línea y discutiendo constantemente con el cuarto árbitro, Hoyos tuvo una de sus primeras fuertes salidas de libreto.
    img0198.jpg
  8. Besando el pasto del Nacional: Pitazo final y todos los jugadores azules saltaban de alegría por haber logrado el objetivo de conseguir la estrella 18 para el club. Abstraído de todo eso, Hoyos botó la pesada cruz que llevaba al hombro y dejó caer todos sus males en el césped del Nacional. Lo besó como si fuera un lugar sagrado donde ese día la U renacía al tercer año de conseguir su último título en el torneo. La fiesta era total.
  9. El país azul: Destacando a la gran cantidad de hinchas de la U, el DT no dudó en dedicarle el triunfo a los millones de fanáticos en todo Chile. "Esto supera un montón de cosas. Son emociones muy profundas, representamos a seis millones de personas, lo que hace que sea extraordinario y los chicos nos llevaron poco a poco, partido a partido a esta felicidad", relató. 
  10. Saludo y abrazo a periodistas: No era de esperar, fue totalmente fuera de libreto, pero el entrenador saludó uno a uno a casi todos los periodistas y técnicos que se disponían a escuchar y grabar la conferencia de prensa del DT campeón. Fiel a su estilo, Hoyos incluso abrazó a más de uno de los comunicadores con los que tiene más afinidad, luego de salir entre lágrimas de la cancha de Ñuñoa.
  11. Agradecimientos en cena azul: La "Abrazoterapia" se transformó en algo común en los días en el Centro  Deportivo Azul, y se repitió durante la cena de celebración del título que organizó la U el sábado en la noche. Tal como había ocurrido en otras ocasiones, el DT abrazó y agradeció su esfuerzo a cada uno de los integrantes de su plantel y emocionado dio sus últimas palabras antes de empezar los festejos.
  12. Charla de renovación: Ante posibles ofertas del extranjero, y el vencimiento de vínculo a fines del 2017, la coordinación para la renovación de su cuerpo técnico ya tuvieron sus primeras luces. Aunque cuenta con la aprobación del directorio, este lunes Hoyos verá si su futuro y el de los azules continúa por el mismo vía crucis que hizo resucitar al Romántico Viajero.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo