El gran desquite de Jorge Manduca en Barnechea: "Nadie apostaba nada por nosotros"

El arquero precordillerano lideró a un equipo joven que ganó el título en la Segunda División Profesional. Ahora, espera renovar para luchar por permanecer en la competitiva Primera B.

Por Javier Rios

Barnechea venció por 6-0 a Naval, se consagró como campeón de la Segunda División Profesional y consiguió el ansiado ascenso a Primera B a partir de la próxima temporada, en la que su capitán Jorge Manduca espera mantenerse.

En la frenética definición que ganaron por "fallo fotográfico" a Melipilla, cuadro que tenía la primera opción y que no pudo definir su ascenso al igualar con Independiente de Cauquenes en casa, el arquero argentino fue el encargado de liderar los festejos y ahora, más reposado, le cuenta a El Gráfico Chile como vivieron la definición del pasado viernes.

"Fuimos con la idea de hacer nuestra tarea, sólo pensábamos en ganar el partido contra Naval. Después lo que pasaba en la otra cancha no dependía de nosotros. Hicimos un muy buen partido, logramos tener superioridad y después se nos dio el resultado para celebrar el título", relata el veterano portero de 37 años.

Para el ex portero de Coquimbo Unido, el factor clave fue la unión de un plantel inexperto que no estaba entre los favoritos para conseguir el título de la tercera categoría del balompié nacional.

"El plantel es muy joven, por eso el gran éxito de este equipo fue el camarín, mostramos gran humildad, con deseos de querer progresar y sacarlo adelante. Cuando empezó el torneo nadie apostaba nada por nosotros, de a poco fuimos haciendo creer a la gente de que podíamos dar la pelea, ahí la buena convivencia nos ayudó a conseguir cosas importante, fue nuestra gran plataforma", señaló feliz de dar vuelta las apuestas de la división donde Barnechea no figuraba.

Sólo un punto distanció al equipo con respecto al Potro, sin embargo, las estadísticas y el buen juego mostrado avalan el trabajo del equipo en que Manduca fue una de sus figuras.

"Tuvimos a nivel números, un gran torneo. Nos caímos en medio, lo que significó que nos pasaran y no llegar con la primera opción. Pero a nivel futbolístico, sin duda, fuimos el mejor equipo, nadie lo puede discutir", comenta el capitán de un equipo que terminó invicto de local, con apenas tres empates en su registro.

La experiencia del meta fue vital para el esquema de Jorge Coke Contreras que lo usó como referente para dirigir a un equipo que privilegió el buen fútbol para llegar a los triunfos, evidenciando que el DT respeta su pasado como gran futbolista.

"Al profe le gusta el buen fútbol, para él es importante cómo se logra la victoria, no a costa de cualquier cosa, si no tratando de hacer lo que se entrena. Busca tratar de ser más que el rival con la creación de opciones según nuestro propio juego. En la mayoría de los partidos quisimos ir para adelante", explica el guardameta.

Ahora, el desafío que se le viene a Manduca es grande y pese a que todo el plantel huaicochero finalizaron contrato con el club, ya se proyecta para hacer una buena campaña en Primera B y no sufrir con el descenso.

"Estamos disfrutando lo que ocurrió todavía. De todas formas será un torneo muy duro, tenemos que estar atentos al promedio y para eso tenemos que hacer un equipo competitivo. Debemos ganar unos 7-8 partidos para lograr mantenernos y en ese sentido, el club ha cometido errores que significaron llegar a la situación que estábamos, así que hay que replantearse muchas cosas y no volver a cometerlas", finaliza.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo