Mario Oyer, la voz de los hinchas que irrumpe en Wanderers: "El fútbol profesional llegará a manos de la Corporación"

El presidente del club deportivo del Decano habla sobre el empoderamiento de los socios en Valparaíso y de la fuerte reestructuración que se viene en el plantel caturro.

Por Pablo Serey Correa

Tras zafar a duras penas del descenso a Primera B, en Santiago Wanderers ya trabajan en una profunda reestructuración del fútbol profesional, que le permita cambiar el feo rostro que mostró el Decano en la última temporada en el fútbol chileno. En dicho escenario, los socios del club deportivo del conjunto caturro pretenden jugar un rol fundamental, tomando espacios de poder en lo que se refiere al plantel de honor del equipo de fútbol más longevo de Chile.

En la era de las sociedades anónimas, resulta llamativo que un personero que no es accionista logre participar en la primera línea de las decisiones del futbol profesional de su respectivo club. Así es el caso de Mario Oyer Labbé, presidente de la Corporación Club de Deportes Santiago Wanderers, quien hace un par de semanas se integró a la Comisión Fútbol de la concesionaria que administra los destinos del elenco de Valparaíso.

En dicha instancia, el timonel de los socios comparte con 4 representantes de la S.A que preside Jorge Lafrentz, lo que le permite estar en el espacio más ejecutivo en cuanto a conformación de plantel se refiere. Por lo mismo, Oyer lo toma como un paso relevante para el empoderamiento de los hinchas y cree que es el camino idóneo para que la Corporación se vaya preparando para un futuro sin accionistas ni concesiones en el Puerto.

whatsapp-image-20170522-at-19.25.10.jpg

¿Por dónde pasó el mal rendimiento del equipo en la pasada temporada?

Principalmente por el bajo presupuesto destinado al fútbol profesional. Estamos claros que si uno hace un análisis histórico, los equipos que más invierten tienen las posibilidades más altas de estar en los primeros lugares, eso es directamente proporcional. Nosotros tuvimos un presupuesto extremadamente agotado, con un cinturón que no daba más para ajustarse, era más o menos evidente los resultados que íbamos a obtener.

Por otro lado, uno también apela a la suerte, pero en el fútbol eso está quedando de lado, por que todo es proporcional a la inversión. Agregado a eso está también las malas decisiones en cuanto a los jugadores que se trajeron. Ninguno de los extranjeros dio lo que se esperaba de ellos y finalmente eso es lo que gatilló la posición en la que quedamos.

¿Cuál ha sido la postura de la Corporación sobre lo dicho anteriormente?

Como Corporación en años anteriores no participábamos en ninguna decisión respecto al fútbol profesional, excepto en la reunión de directorio, en la que nosotros fuimos muy críticos en cuanto al hecho de ajustar el cinturón a límites máximos. Nadie está pidiendo gastar más dinero de lo que ingresa, en cualquier compañía eso es inviable, pero sí creemos que la contracción económica debió ser paulatina, hacerse en etapas y no de una. Fuimos sumamente críticos y así consta en las actas de directorio. Siempre fuimos contrarios a contraer a tal velocidad los recursos para el primer equipo.

Ahora el panorama cambia e ingresan a la Comisión Fútbol…

A partir de la última reunión de directorio, se acordó que como Corporación teníamos que estar en la Comisión Fútbol, como siempre tuvo que haber sido, entendiendo que en la rama de fútbol profesional, la que está arrendada a 30 años, nosotros somos uno de los participantes de ese contrato. Después de un par de debate de ideas en la mesa se optó por gestar la incorporación de un integrante de la Corporación y ahí yo me integro hace dos semanas. Mi participación dentro de la Comisión es más bien fiscalizadora, por supuesto que con una actitud de aportar, con un espíritu de hacer un trabajo profesional, luchando por la destinación de recursos y participando activamente de la administración del fútbol profesional.

¿Cómo proyectas tu labor en la Comisión Fútbol siendo el representante de la Corporación?

Como un trabajo  cooperativo, regulador. Entiendo que soy una minoría absoluta, pero también nos hemos hecho escuchar fuertemente, con una voz crítica, y creo que ha dado aciertos y resultados en términos de los tiempos en los que se toman las decisiones. Hace un tiempo atrás se me sindicó como vocero de la Comisión, pero yo salí a aclarar el tema, porque no me voy a hacer cargo de una vocería en la que no tengo toda la representatividad. De pronto hay que saber comunicacionalmente el tener claro como dar la señal precisa: yo soy uno dentro de la Comisión, soy la minoría absoluta, pero aporto una voz fuerte, clara y fiscalizadora, en el sentido de decir basta de hacer las cosas como se están haciendo hasta ahora.

¿Cómo llevarás la postura de la Corporación a las reuniones de la Comisión Fútbol?

Hace dos semanas estoy integrado a la Comisión Fútbol, no hemos tenido oportunidad aún de discutir con tiempo eso, pero en general yo me hago asesorar por gente, por hinchas. No hemos tenido la oportunidad de hacer asambleas, pero sí vamos a tener una a fines de junio. Estamos bastante cortos de tiempo, por lo tanto no he tenido la posibilidad de hacer una asamblea antes, pero la idea es asesorarme por la gente, por los socios, uno llevar la voz, una voz horizontal, comprendida como representación de socios e hinchas.

¿Son conscientes de que lograron entrar a un espacio de decisión poco habitual para los hinchas en tiempos de sociedades anónimas?

Es inédito. La ganancia para nosotros como Corporación es que estamos creciendo, aprendiendo, finalmente pensamos que debe ser un trabajo constante, nos estamos preparando, porque el fútbol profesional llegará a manos de la Corporación en algún momento. Es un aprendizaje importante, estamos preparándonos para ello, estamos haciendo nuestras bases, y en estos años estamos con una posición más empoderada de los socios. Hay muchas cosas que faltan, tenemos debilidades, pero nadie dijo que esto iba a ser fácil. Pensamos que tomamos una corporación totalmente congelada, sin pronunciamiento, cy reo que hemos avanzado. A veces uno se pone crítico de sí mismo y dice no hemos avanzado lo suficiente y es verdad, faltan cosas por hacer, es verdad, pero siento que vamos por ancho camino.

¿Qué rol están cumpliendo ahora que ya están dentro de un espacio de decisión del fútbol profesional?

Buscamos lo que siempre hemos dicho: no hay tiempo que perder, ya basta con eso de esperar, porque

desde hace mucho tiempo las prácticas habituales en Santiago Wanderers eran esperar hasta última hora, esperar que bajara el mercado, esperar a personas que estaban a punto de quedar cesantes. Como decimos en Valparaíso, se esperaba lo que dejaba la ola, pero creo que en esta oportunidad pusimos el pie en el acelerador y eso permite generar un paso importante, ponemos parámetros de trabajo básicos de una Comisión Fútbol.

whatsapp-image-20170522-at-19.25.10-1.jpg Mario Oyer toma la voz de los hinchas

¿Cuál fue la posición de ustedes en la elección de Nicolás Córdova como DT?

Habían cinco nombres en la mesa, entre los cuales yo fui un férreo defensor que fuera o Miguel Ramírez o Nicolás Córdova. Obviamente cuando se cerró con Nicolás estábamos contentos, estábamos tranquilos, entendemos que es un trabajador, un profesional, un caballero también, porque aquí también hay que tener buena memoria y recordar que cuando las cosas no andaban en Palestino él dio un paso al costado, lo que habla muy bien de él. Eso da tranquilidad ante el hecho de que algunos socios nos decían que 2 años y medio de contrato era mucho para un director técnico, pero entendemos que es un caballero, entendemos que los resultados van de la mano y entran en cualquier evaluación, estamos tranquilos y por lo menos sabemos que va a impregnar en cancha lo que siempre hemos querido, lo que siempre hemos defendido, que Wanderers tiene que jugar de una forma aguerrida. Podemos ganar, perder o empatar, pero la camiseta tiene que salir empapada, rota y embarrada, dejar todo en la cancha.

¿Cómo se está llevando a cabo la conformación del plantel para el segundo semestre de 2017?

Esta semana tenemos harta tarea en eso, esperamos avanzar en esa línea. Conversaremos directamente con el director técnico, porque nosotros somos respetuosos de las decisiones del DT, por ello vamos a tener una reciprocidad en ese sentido, si él quiere a un jugador, nosotros tenemos que hacer todo lo posible por cumplirle, porque nosotros también queremos que nos cumplan después con el rendimiento. Estamos en conversaciones directas con Nicolás para no pasarnos a llevar. Nosotros malamente podríamos estar pensando en nombres, pero aquí es el director técnico el que tiene que darnos esas directrices y nosotros ponernos a trabajar en esa línea.

¿Hay puestos definidos?

Tenemos un esbozo, pero ya el martes nos reunimos con Nicolás, necesitamos un lateral izquierdo, un volante mixto, un volante de salida, dos delanteros, un central de experiencia, pero insisto, es Nicolás quien tiene que darnos nombre y apellido y nosotros ponernos a trabajar en esa dirección.

¿Ezequiel Luna es ese central de experiencia?

Si me lo preguntan a mí, yo estaría contentísimo con que llegara Ezequiel Luna, pero primero queremos la conversación con Nicolás para saber lo que piensa, también a él lo deja satisfecho, es un jugador identificado con Wanderers, es un jugador que va a aportar experiencia, va a aportar mucho en el camarín, cumple muchos requisitos que nosotros consideramos como necesarios, pero hay que ver qué dice Nicolás. También hay que ser súper claros con el marco presupuestario, porque aquí se pueden dar todas las condiciones, pero si Ezequiel está por sobre lo que Santiago Wanderers tiene, también hay que ser súper mente fría en ese sentido.

¿El presupuesto para el próximo torneo será más amplio que el del último campeonato?

De todas manera va a ser mayor, pero todavía no tenemos claridad de cuánto vamos a tener definitivamente para poder contratar, pero claramente va a ser mayor, eso está más claro, no podemos seguir con lo que tuvimos el año pasado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo