Columna: El 11 de la Generación Dorada

Bravo; Isla, Medel, Jara, Beausejour; Díaz, Aránguiz, Vidal; Sánchez y Vargas. Falta uno. ¿Debilidad o fortaleza?

Por Juan Ignacio Gardella

Cuando en el futuro se recuerde a la Roja bicampeona de América, se recitará de memoria la siguiente formación: Bravo; Isla, Medel, Jara, Beausejour; Díaz, Aránguiz, Vidal; Sánchez y Vargas. Sí, falta un nombre para completar la oncena, pero más que una debilidad por no encontrar a ese jugador fijo, ha pasado a ser una fortaleza.

Las variantes tácticas que permite el hecho de que no se haya consolidado ese último hombre han sido determinantes: Silva como líbero, Mena para soltar al Bose y ampliar la cancha por la izquierda, Gutiérrez o Hernández para liberar al Rey y al Príncipe de la contención, Fuenzalida o Puch para formar el tándem con Isla por la derecha, o Castillo para tener un referente de área, son algunas de las opciones que tiene Pizzi dentro de la prenómina para la Confederaciones. En ese sentido, todo Macanudo, pero me parece que el DT se privó solito de una alternativa extra.

En un partido cerrado, bienvenido sea un habilitador. Aunque es cierto que Alexis puede cumplir esa función incluso mejor que cualquier futbolista chileno en la actualidad, al hacerlo, se pierde al finiquitador más letal del momento. Valdivia o Fernández, sin importar los gustos y sus presentes particulares, entregan esa característica que no tiene ninguno de los otros 28 preconvocados. ¿Por qué privarse de ella, contando con 23 cupos disponibles?

Más allá de este “detalle” -insignificante o no, lo dirán los resultados-, hoy arranca de lleno la preparación para el torneo ruso y empezarán a aparecer las formaciones tentativas, donde la única duda vendría siendo ese 11° titular. A priori, sin lesionados y considerando las cualidades de los rivales, apuesto por tres oncenas diferentes para la fase de grupos.

Una con el Chapa para contrarrestar la clásica velocidad camerunesa, en un duelo donde probablemente los Leones Indomables concentrarán el juego por las bandas, con el 4-2-3-1 que tan buenos resultados les dio en la Copa Africana.

Otra con el Tucu para quitarles la pelota a los alemanes y poner nerviosos a unos jóvenes que buscarán mostrarse en la Mannschaft, cuya lista para la Copa se caracteriza por jugadores de buen pie.

Y la restante con el Nico -si llega en buenas condiciones físicas- para tener más volumen de ataque contra los australianos, en un encuentro donde seguramente Chile se adueñará de la posesión y tendrá que ingeniárselas para abrir una defensa cerrada.

Dios quiera que a esas alturas no necesitemos un asistidor.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo