Tiger Woods explica su última polémica: "Fue una reacción inesperada a medicamentos"

El ex número 1 del golf aclaró que no consumió alcohol, aunque dijo que "asumo la responsabilidad por mis actos".

Por EFE

La imagen del golfista estadounidense Tiger Woods volvió a sufrir hoy otro golpe después de haber sido arrestado de madrugada en Florida por conducir bajo la influencia de una sustancia controlada, que el exnúmero uno del mundo atribuye al consumo de un medicamento.

Woods se encuentra en el proceso de rehabilitación de la cuarta operación de la espalda a que ha sido sometido para corregirle los fuertes dolores que sufría, y que los especialistas le realizaron hace cinco semanas.

El golfista fue detenido alrededor de las tres de la mañana. Ingresó en una cárcel del condado de Palm Beach (Florida), donde permaneció bajo arresto durante casi cuatro horas.

Las autoridades no tienen previsto ofrecer ningún tipo de información sobre el incidente hasta mañana, martes, cuando se conozcan todos los elementos que llevaron al arresto de Woods.

Mientras que el golfista estadounidense ya se ha adelantado a lo que puedan decir las autoridades y esta noche dio a conocer un comunicado en el que acepta lo sucedido y pide de nuevo disculpas a todos por su comportamiento.

"Entiendo la gravedad de lo que hice, y asumo la total responsabilidad por mis actos", señala Woods en un comunicado. "Quiero que el público sepa que el alcohol no estuvo involucrado en esto. Lo que ocurrió fue una reacción inesperada a medicamentos que se venden con receta. No me percaté de que la mezcla de fármacos me había afectado tanto".

Pero Woods no reveló por qué estaba conduciendo en la madrugada. Los registros de la cárcel muestran que Woods fue fichado a las 7:18 de la mañana por la policía de Jupiter y fue liberado a las 10:50 tras el pago de una fianza de 1.000 dólares.

La cárcel divulgó la foto para la ficha de Woods, en la que aparece vestido con una camiseta blanca.

Lo que si hizo Woods en el comunicado fue comprometerse a hacer todo lo que esté a su alcance para que el suceso no se volviese a repetir.

Woods, de 41 años, ha sido 14 veces campeón de torneos Mayores y es segundo en la historia con 79 victorias como profesional en el Tour de la PGA.

Pero no ha jugado en los últimos cuatro meses y ha quedado fuera por el resto de la temporada mientras se recupera de su cuarta operación de espalda, una fusión de vértebras realizada el 20 de abril en Texas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo