Se suma Burkina Faso: los amistosos más débiles que ha tenido La Roja

La bochornosa planificación del partido contra los africanos hace recordar los amistosos de La Roja contra rivales como Irak, Omán y Zambia.

Por El Gráfico Chile

El amistoso contra Burkina Faso parecía el apronte perfecto para que la Roja prepare el duelo contra Camerún por la Copa Confederaciones. Juan Antonio Pizzi quería medirse contra un rival africano antes del torneo en Rusia y el semifinalista de la Copa Africana de Naciones era un buen rival, pero el entrenador Paulo Duarto cambió todos los planes al mandar un equipo alternativo.

El portugués, al tener muy cercano un partido ante Angola por la clasificación a la Copa de África, reservó a sus titulares y envió un equipo completamente reserva a Chile, con sólo un jugador que estuvo en la gesta continental: Aboubacar Sawadogo, el tercer arquero. Una burla para los hinchas y que cambió completamente los planes en la planificación de un Macanudoque esperaba un apretón a la altura.

Pero el bochorno en la planificación del partido que se disputará el viernes en el estadio Nacional tiene precedentes igual de débiles que poco ayudaron a la preparación del Mundial y la Copa América.

Los últimos cinco antecedentes justifican los reproches, partiendo por el partido contra Zambia del 25 de mayo de 2010. El equipo de Marcelo Bielsa se preparaba para el Mundial de Sudáfrica y la idea fue la misma que en la actualidad, un rival africano para ponerse a la altura de la rapidez y altura de un eventual rival de ese lado del continente. Pese a que los adversarios partieron bien por el inicio dubitativo del equipo chileno, que vistió de blanco en Calama, en la segunda parte se desató el baile con dos goles de Alexis Sánchez y un tanto de Jorge Valdivia.

La dirigencia de Harold Mayne-Nicholls insistió con los rivales débiles a final del mismo año, cuando el Loco probó una serie de jugadores de proyección en la visita a Omán (12/10/2010), el rival con el peor ranking FIFA que enfrentó la Roja. Nuevamente de blanco, el equipo no mostró buen fútbol ni menos contundencia. El 1-0 de Pedro Morales fue lo único rescatable de un partido para el olvido.

Estonia en 2011 e Irak en 2013 tampoco ayudaron a la selección en su preparación para las Eliminatorias y el Mundial de Brasil 2014. Fueron más bien una fiesta de goles para los hinchas que gozaron con sendas goleadas: primero un 4-0 contra los europeos con goles de Matias Fernández, Waldo Ponce, Humberto Suazo y Alexis Sánchez, demostrando que el buen nivel mostrado en Sudáfrica se mantenía.

Contra Irak, dos años después (14/08/2013), la tónica fue la misma, pero con más goles. El resultado final con tantos de Eugenio Mena, Alexis Sánchez (2), Jean Beausejour (2) y Ángelo Henríquez, demostraron más que el poderío chileno, la debilidad del rival que poco sirvió en la ruta a la Copa del Mundo.

Para el final, la anecdótica situación ocurrida con la selección de Ghana el 29 de febrero de 2012.  Un rival africano de buen nivel y con figuras brillando en Europa, que se mostró como buen apretón para el cuadro de Claudio Borghi en el 1-1 definitivo. Sin embargo, todo se empañó por los 45 minutos de espera en Philadelphia para un impactado público por la bochornosa situación que afectó al plantel africano, quienes se negaron a salir mientras no se le pagara en efectivo dineros adeudados por disputar el amistoso.

El viernes La Roja vivirá un nuevo capítulo de esta saga con un antecedente más para sumar al criticado duelo: Paulo Duarto el técnico de Burkina Faso decidió darle prioridad al choque del 10 de junio contra Angola, por las Eliminatorias para la Copa de África 2019 y ni siqueira vendrá a ver el partido en Chile.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo