La Roja se despidió de Chile con un triunfo ante Burkina Faso en la gran noche de Vidal

La Roja venció por 3 a 0 a una alternativa selección burkinés en el apronte que tuvo en suelo chileno de cara a la Copa Confederaciones. El mediocampista se lució con un doblete.

Por El Gráfico Chile

"De 5 a 0 para arriba". Con ese ánimo llegaron los hinchas chilenos al Estadio Nacional para ver el último apronte de la Roja en suelo chileno previo a la Copa Confederaciones. Es que la selección B, por no decir C, de Burkina Faso hacía presagiar una cómoda goleada de los dirigidos de Juan Antonio Pizzi. Un resultado que se logró a medias con el 3 a 0 final de la selección nacional, pero que sirvió para que Arturo Vidal se luciera y sacara a relucir toda su calidad para despedirse de su público en el recinto de Ñuñoa.

El mediocampista del Bayern Munich portó la jineta con orgullo en el último amistoso de Chile en tierras nacionales e hizo vibrar a los hinchas en un partido que no tenía grandes condimentos. Con dominio absoluto del balón, el Rey Arturo supo liquidar a su modesto rival en sólo diez minutos y anotó la apertura del marcador con un golazo tras definir de primera un pase entregado por Martín Rodríguez.

El panorama con el primer gol no cambió en nada el trámite del partido y los dirigidos de Juan Antonio Pizzi siguieron siendo los únicos y claros dominadores. Así se fueron sucediendo las ocasiones de estirar la ventaja, pero el arquero de Burkina Faso, Aboubacar Sawadogo, se lució para evitar los múltiples intentos de Ángelo Sagal y también los remates que tuvieron Martín Rodríguez o Edson Puch.

Con la gran actuación del arquero, la selección chilena se fue al descanso con una inquietante victoria por 1 a 0. El dominio no se traducía en goles y la tónica se mantuvo en el segundo tiempo. Si en el primer lapso fue el portero el que ahogó un nuevo festejo, en el complemento el travesaño le impidió en dos ocasiones la celebración a César Pinares.

Pero tanto va el cántaro al agua que el gol tenía que caer. Y así fue. En el minuto 75, Pinares cedió de gran forma a Arturo Vidal y se tomó todo el tiempo del mundo para acomodarse y marcar el 2 a 0. Un resultado que relajaba y dejaba conformes a los hinchas que llegaron a Chile. Sin embargo, no todo estaba dicho y aún faltaba el premio para el que más intentó: Ángelo Sagal. El delantero de Huachipato, a cinco del pitazo final, fue el encargado de estructurar el 3 a 0 definitivo con un solitario cabezazo en plena área chica.

Ahora, la Roja tendrá sus últimos días en Chile y luego emprenderá rumbo a Rusia para enfrentar la Copa Confederaciones, donde debutará el próximo 18 de junio ante Camerún.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo