Roland Garros se quedó sin su última reina que se fue llorando por el trato del público

Garbiñe Muguruza vivió una jornada para el olvido en París y abandonó la cancha criticando a los hinchas, que transformaron el partido en un verdadero choque de Fed Cup por las constantes faltas de respeto en su contra.

Por Agencias

Kristina Mladenovic, cabeza de serie número 13, derrotó en octavos de final a la española Garbiñe Muguruza, la defensora del título en Roland Garros, por 6-1, 3-6 y 6-3 en una hora y 59 minutos en una jornada negra para la española.

El Grand Slam de arcilla se transformó en un infierno para la ex campeona que se mostró muy afectada tras su derrota ante la francesa, que le impedirá revalidar su título en París, y se quejó de la actitud durante del partido de los espectadores, que "tenían que haber sido más respetuosos".

"El público han sido duro conmigo. A veces tenía que haber sido más respetuoso. Tuvimos que parar varias veces, el árbitro tuvo que calmar las cosas… No quiero crearme enemigos, me encanta estar aquí, pero no sienta bien", declaró la española, cabeza de serie número cuatro.

Muguruza tuvo que interrumpir su rueda de prensa, debido a la emoción, que le llevó hasta el llanto después de una derrota que calificó de "dolorosa".

La francesa llevó la iniciativa casi todo el partido ante una Muguruza muy errática, que no consiguió sobreponerse a la enorme presión ejercida desde las gradas de la pista Suzanne Lenglen por una afición entregada a la jugadora francesa, quien caldeó el ambiente con constantes invocaciones al público.

"Sé que es un jugadora francesa, y salí preparada para ello, pero siempre es 'tricky'. Entiendo el ambiente, pero… vamos a dejarlo ahí", señaló, antes de añadir que la reacción de los espectadores le recordó más bien a "un partido de Copa Federación".

Ni las 16 dobles faltas de Mladenovic le sirvieron a la española para superar a una adversaria más metida en el partido.

"'Kiki' (Mladenovic) está jugando bien. Sé que hizo muchas dobles faltas, pero logró superar esos puntos. No he podido encontrar mi juego, pero tampoco creo que hiciese nada mal", juzgó.

Muguruza confesó haberse quitado un peso de encima tras acabar su participación en el abierto parisino, ya que "ahora todo el mundo va a dejar de molestarme preguntándome por este torneo".

Además, aseguró que se va "contenta" de París, porque ninguno de los cuatro partidos que ha disputado "era fácil" y "tampoco voy a hacer un drama de esto".

Como enseñanza del partido de hoy para el futuro, Muguruza confesó que así "se aprende a hacer oídos sordos y a concentrarse".

Con la derrota de la jugadora española, el abierto parisino coronará a una nueva campeona, puesto que ninguna de las que todavía siguen en liza en el torneo saben lo que es ganarlo.

Mañana lunes será el turno en octavos de la única española que continúa en el cuadro, Carla Suárez, que deberá medir sus fuerzas en la pista central contra la rumana Simona Halep, tercera cabeza de serie del torneo.

La paraguaya Verónica Cepede gana a Mariana Duque en duelo sudamericano en Roland Garros

La paraguaya Verónica Cepede (97ª WTA) continuó su extraordinaria trayectoria en Roland Garros al clasificar a octavos con una victoria ante la colombiana Mariana Duque (115ª), este domingo en el duelo sudamericano de la tercera ronda.

Cepede fue capaz de remontar tras el primer set (3-6) para imponerse en los siguientes por 7-6 (7/2) y 6-3 y sellar el partido en dos horas y media.

Tras eliminar a la finalista en 2015 Lucie Safarova en primera ronda y a la rusa Anastasia Pavlyuchenkova (16ª) en la segunda, ahora Cepede se impuso en un duelo entre amigas y ex compañeras de dobles.

"Fue mi partido más duro, jugar contra una amiga no es nada fácil, y que sea sudamericana menos. Fue difícil para las dos, los nervios nos jugaron en contra", señaló Cepede sobre el duelo en la pista 14.

Su próximo reto será mayúsculo, la número 3 mundial y segunda favorita, la checa Karolina Pliskova, también por primera vez en octavos de París.

Este domingo, en la primera manga, Duque impuso su tenis más fiable y potente ante una Cepede irregular, que combinaba acciones de talento con numerosos errores no forzados. La colombiana no desaprovechó su primera bola de set.

El inicio de la segunda siguió el mismo guión que la primera, pero la paraguaya empezó a asumir más riesgos y ganó en acierto para hacer daño a la colombiana.

"Comencé muy nerviosa, no podía desarrollar mi juego, ella entró bastante bien. Luego me relajé y comencé a jugar mejor. Pero hoy no fue mi mejor tenis", señaló Cepede.

En el tie break los papeles se habían cambiado definitivamente. Cepede no falló en los intercambios y Duque multiplicó las faltas directas y los gritos de frustración.

Pero la paraguaya multiplicaba los gestos de dolor en este tramo del partido y pidió acudir a los vestuarios.

"Tuve que vomitar, parece que tengo un virus, así que a ver si me recupero bien para mañana", dijo en rueda de prensa, a la que de nuevo acudió con la camiseta de la selección paraguaya.

"Después de que el viernes nos fuera bastante mal, todo Paraguay me está escribiendo. Al menos nos queda una representante en Francia, devolví otra vez la felicidad al país", añadió sobre el amistoso que su selección perdió ante Francia el viernes (5-0).

"Muy mal no debía estar"

"Hubo un momento que pensé que ella estaba mal, paraba los puntos y se demoraba, pero después muy mal no debía estar, porque corría normal", dijo Duque.

La colombiana se recompuso en el comienzo del set decisivo y selló el 2-0 con un gran 'passing', pero una vez más Cepede no había dicho la última palabra y encadenó buenos golpes hasta la victoria.

Tras su derrota Duque golpeó su raqueta contra el suelo en varias ocasiones antes de felicitar a Cepede, que como en la ronda anterior no pudo contener las lágrimas.

"Normalmente no reacciono así (tirar la raqueta), es la primera vez en mi vida que reacciono de esta manera, tuve el partido en las manos en el segundo y en el tercero", lamentó Duque.

Con su actuación Cepede iguala el mejor recorrido de una tenista paraguaya en París, los octavos de final que alcanzó Rossana de los Ríos en 2002.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo