Los jóvenes de Alemania se jugarán la vida en la Confederaciones: "Hay mucha emoción"

La juvenil nómina de los alemanes no quiere perder la oportunidad para mostrarse en el torneo que se jugará en Rusia.

Por El Gráfico Chile

Alemania se ganó el derecho de ir a la Copa Confederaciones por ser campeón del Mundial en Brasil 2014. De ese plantel, sin embargo, sólo se repetirán tres nombres (Julian Draxler, Matthias Ginter y Shkodran Mustafi) y el técnico Joachim Low optó por darle descanso a sus principales figuras para dar paso a jóvenes promesas del fútbol alemán, quienes se jugarán en este apronte su posibilidad de integrar la nómina de la cita mundialista que albergará Rusia en 2018.

Con la responsabilidad de mantener el nivel que mostraron sus compatriotas cuando fueron campeones del mundo, el juvenil plantel de la Mannschaft tuvo este martes su primer apronte de cara a la Copa Confederaciones y consiguió una trabaja igualdad a un tanto ante Dinamarca, la que consiguieron tras un agónico golazo de Joshua Kimmich. Tras este primer desafío, ahora los dirigidos de Low se preparan para enfrentar el sábado a San Marino, duelo válido a las Clasificatorias para el Mundial de 2018, y luego se meterán de lleno a pensar en el torneo donde comparten grupo con Camerún, Chile y Australia.

Y pese al empate en su primer encuentro, el técnico y los jugadores valoraron el apretón que tuvieron ante los daneses, ya que sólo habían entrenado una vez antes del encuentro y exhibieron un rescatable nivel.

"Hubo más cosas positivas que negativas, fue una buena prueba para ver dónde estamos. Sólo tuvimos un entrenamiento, así que estoy contento. El nivel de compromiso que todos mostraron fue muy bueno y ahora podremos trabajar en la coordinación en el campo", señaló el técnico sobre el encuentro ante Dinamarca.

"Puedes desarrollar jugadores en el plazo de un año y la Copa Confederaciones es muy buena para los más jóvenes, pueden experimentar fútbol internacional. Equipos como Australia o Camerún juegan de una forma diferente y puedes aprender de eso. Jugador como Philipp Lahm, Bastian Schweinsteiger y Lukas Podolski estuvieron todos en la Confederaciones de 2005 y crecieron mucho en un año para después ser una parte importante en el equipo del Mundial 2006″, agregó sobre el rol que tendrán los jóvenes.

El capitán en este encuentro, Julian Draxler, señaló, en tanto, que "llevar la jineta es un gran honor, pero sé que me faltan muchas cosas. Usaré la Copa Confederaciones como una chance para probar mis cualidades de líder", mientras que su compañero de selección, Leon Goretzka agregó: "la preparación no fue la ideal y sólo habíamos entrenado una vez juntos. Nos gustaría haber ganado, pero igual quedas satisfecho cuando empatas al final. Hay mucha emoción por la Copa Confederaciones y es una gran oportunidad para probarnos".

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo