Las preocupaciones de la Roja tras el penúltimo ensayo para la Copa Confederaciones

En el 1-1 ante Rusia, la Selección evidenció que tiene materias al debe como el juego de Eduardo Vargas o el nivel del juego aéreo defensivo.

Por El Gráfico Chile

Chile se acerca a pasos agigantados a su debut en la Copa Confederaciones. El 18 de junio, la Roja de Juan Antonio Pizzi saldrá a la cancha del CSKA Moscú para enfrentar a Camerún y empezar a demostrar por qué es el actual bicampeón de América.

Para preparar ese encuentro, la selección chilena aún tiene un compromiso amistoso y el martes 13, a contar de las 14:00 horas, enfrentará a Rumania para tener su segundo gran apretón de cara al torneo de campeones continentales. El primero que tuvo fue este viernes, cuando enfrentó a otro equipo que jugará la Confederaciones, Rusia, y sacó un trabajado empate a un tanto. 

Tras este encuentro se pueden sacar conclusiones y puntos que Chile debe mejorar para hacer un buen papel en la Copa Confederaciones, donde, además de Camerún, comparte grupo con Alemania y Australia.

Mediocampo desacoplado

Ante las problemas físicos que padece Marcelo Díaz tras el amistoso ante Burkina Faso, Juan Antonio Pizzi decidió probar con Pedro Pablo Hernández como primera salida en el mediocampo chileno en el amistoso ante Rusia. Y si bien el Tucu no hizo un mal partido, el mediocampo no se acopló y se notó en la escasa generación de jugadas de gol. Además de la poca participación del nacionalizado, Aránguiz tampoco estuvo a su nivel y tuvo un bajo desempeño. Carepato, pese a su irregular temporada en España, sigue siendo la alternatia número uno para Macaudo.

Alternativas por las bandas

Entre los que entraron desde el arranque ante Rusia en en la Roja, Martín Rodríguez estaba llamado a exhibirse por sobre el resto, ya que no goza de la condición de titular ni tampoco de ser primera alternativa de cambio. Pero el hombre del Cruz Azul no supo aprovechar de la mejor manera la oportunidad que le brindó Juan Antonio Pizzi. Pese a jugar todo el partido, marcó escasa presencia, aunque en el segundo tiempo tuvo una chance clara de gol. Su pálida actuación preocupa por las escasas alternativas por las bandas en ataque que tiene la Roja, más allá de los titulares. Edson Puch y Leonardo Valencia no vieron minutos ante Rusia el VEB Arena y podrían convencer como opción.

Juego aéreo

Una histórica preocupación en la Roja ha sido el juego aéreo, fundamentalmente en la retaguardia, y para la Copa Confederaciones no será la excepción, ya que es la selección con la menor estatura promedio. Con los dos centrales (Gary Medel y Gonzalo Jara) bajo el 1,80, a la hora defender se requiere la permanente colaboración de jugadores como Arturo Vidal, sobre todo cuando se enfrenta a equipos de alta envergadura física, como fue Rusia y como lo serán Camerún, Alemania y Australia. En el gol ruso, allanado por la pérdida de la marca por parte de Jean Beausejour y Pedro Pablo Hernández a Vikton Vasin, quedó en claro que Chile puede pagar caro este tipo de errores.

El perdido Vargas

Con Nicolás Castillo y Felipe Mora abajo de la nómina por lesión y con Esteban Paredes fuera por decisión técnica, Juan Antonio Pizzi no cuenta con ningún centro delantero neto en la Copa Confederaciones. En dicho marco, Eduardo Vargas está llamado a ser el 9 de la Roja, pero ante Rusia mostró un discreto nivel. Más allá de no anotar, el oriundo de Renca tuvo una actuación poco trascendente ante los de Stanislav Cherchésov, diluyéndose ante la fuerte marca rival. Lo del gol también preocupa, pues no marca desde el 14 de marzo de 2017, cuando anotó uno en el 2-0 del Tigres sobre el Vancouver Whitecaps.

Juan Antonio Pizzi ya avisó tras el encuentro ante Burkina Faso, donde se desperdiciaron incontables ocasiones de gol, que el finiquito era una de sus principales preocupaciones y Vargas con Ángelo Sagal, el otro delantero que tiene en la nómina, deberán trabajar en este punto.

Dependencia de los cracks

Si bien Chile debe aprovechar el sobresaliente nivel que tienen Arturo Vidal y Alexis Sánchez por sobre el resto del equipo, la marcada dependencia en lo que hacen ambos puede resultar perjudicial. En el 1-1 ante Rusia, la principales ocasiones de gol durante el primer tiempo tuvieron como protagonista al hombre del Bayern, fundamentalmente a través del juego aéreo, mientras que en el complemento el ariete del Arsenal generó casi todo el peligro de Chile en el campo rival, sobre todo con su buen manejo de balón y sus precisos envíos. De hecho, el gol de Mauricio Isla fue asistido por el tocopillano, quien no por nada anotó 24 goles y dio 10 pases de gol en la pasada temporada de la Premier League.

La incertidumbre de Bravo

Pese a que Johnny Herrera cumplió una correcta actuación ante Rusia -no tuvo responsabilidad en el gol rival-, para el director técnico Juan Antonio Pizzi una de las mayores preocupaciones de cara al debut de la Roja en la Copa Confederaciones es la condición física de de Claudio Bravo. El capitán ha tenido una lenta recuperación del desgarro que arrastra desde el City y el propio Macanudo reconoció que no existe certeza que el arquero titular llegue al estreno ante Camerún.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo