Antoine Griezmann no se mueve de Madrid: renovó contrato con el Atlético hasta 2022

El delantero francés amplió su vínculo con los colchoneros y se convierte en el jugador mejor pagado del equipo que dirige Diego Simeone.

Por El Gráfico Chile

El Gráfico Chile/EFE

Antoine Griezmann, delantero del Atlético de Madrid, amplió su contrato por una temporada más con el club rojiblanco, del 30 de junio de 2021 hasta la misma fecha de 2022, en un acuerdo que ya fue firmado por el atacante, convirtiéndose así, en el jugador mejor pagado del plantel y uno de los grandes del continente, con un salario neto que podría rondar los 10 millones de euros, como se venía hablando ya en el final de la Liga española.

Después de un mes de conversaciones, de las declaraciones del francés en las que dejó su futuro en al aire ante el interés del Manchester United, y de asegurar luego que se quedaba en el Atlético, tras la resolución del Tribunal de Arbitraje Deportivo que mantenía la prohibición de fichar este verano, el atacante amplió su vínculo con el club.

Su nuevo compromiso hasta 2022, que aumenta el firmado por un año, ya es un hecho, como también lo era ya desde hace días su permanencia la próxima campaña en el conjunto colchonero, al que llegó hace tres años procedente de la Real Sociedad y con el que fue ininterrumpidamente su máximo goleador en estos tres años.

En total, Griezmann, campeón de una Supercopa de España en 2014 y finalista de la Liga de Campeones y de la Eurocopa en 2016, en ambas con derrota en la final con el Atlético y Francia, respectivamente, ha jugado 161 encuentros en tres años en el conjunto madrileño: 54 en 2014-15 y en 2015-16 y 53 en 2016-17.

Titular en 144 de esos choques (39 en 2014-15, 52 en 2015-16 y 53 en 2016-17), anotó 83 goles con la camiseta rojiblanca, repartidos entre los 25 de su primera campaña en el club, los 32 de la siguiente y los 26 del último ejercicio hasta ahora, en el que el Atlético fue tercero en la Liga y semifinalista de Copa y de la Champions.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo