La cancha de Colo Colo ahora será Monumental

Un nuevo sistema de regadío la convertirá en una de las más “tecnologizadas” del continente. También se resembró el césped, para acabar con los manchones.

Por Pedro Marín Roldán

La cancha principal del estadio Monumental luce con zanjas y un césped a maltraer. Ésa es la impresión que se puede llevar cualquier visitante al recinto deportivo por estos días. Sin embargo, nada es lo que aparenta, pues se está trabajando para entregarla en las mejores condiciones para el inicio del torneo de Transición. Una máquina realizando trabajos, tubos negros que sobresalen desde el fondo del gramado, dos funcionarios y palomas terminan de adornar el paisaje.

En el Monumental se está llevando a cabo un revolucionario trabajo, que concluirá con una de las canchas con mayores avances tecnológicos en Sudamérica. La empresa Rain Bird se adjudicó la licitación para realizar las labores, las cuales permitirán contar con un nuevo sistema de regadió, además de un césped resembrado.

El gerente de Operaciones de Blanco y Negro, Gustavo Poblete, en conversación con El Gráfico Chile, explica cada uno de los trabajos y la finalidad que se busca con ellos. La licitación se llevó a cabo a fines de marzo y el nuevo sistema de regadío le permitirá al Monumental ser la tercera cancha más “tecnologizada” de Latinoamérica.

“La cancha del estadio Monumental tendrá 30 aspersores, de los cuales 12 estarán en el campo de juego. Tienen una alta tecnología que cuenta con una tubería HDPE, un producto que se ocupa mucho en la agricultura, principalmente, por la flexibilidad”, describe Poblete sobre estos tubos y zanjas que se aprecian en el recinto colocolino.

Sobre el funcionamiento que tendrán y cómo serán usados, el gerente indica que “se incorpora maquinaria en estos aspersores para ver si se utilizan uno, dos, tres o cuatro de forma continua. También se integra una programación en términos remotos o una app desde un teléfono, que nos permite tener programaciones bastante distanciadas y convenientes”.

“También contamos con sensores de humedad y fluviómetros, que nos permiten saber qué tan húmeda está la cancha y conocer la cantidad necesaria de agua, entendiendo que el 75 por ciento del mantenimiento del terreno es por este motivo”, añade.

Para llevar a cabo la medición, la sala de máquinas será ubicada a un costado de la banca del primer equipo. Al contar con la información en línea, podrán programar en términos remotos la utilización.

Además, el gramado del Monumental tendrá un nuevo aspecto para el torneo de Transición, ya que fue resembrado el césped, trabajo que ya se había realizado en todas las canchas de entrenamiento del recinto deportivo.

“Estamos homologando la calidad de la semilla y el pasto, trabajando con una que se llama Rye Grass, de la cual se aplicaron 1.000 kilos, que tiene una capacidad de mayor duración con el tema del frío. Ésta es una cancha antigua, con una cantidad de semillas distintas, y lo que estamos tratando de hacer es homologar esto y el color del césped”, desarrolla Poblete.

“Los manchones se dan por los colores de pastos. La semilla chépica peruana genera los amarillos y otros, y esas tonalidades hacen que aparentemente sea una cancha con problemas, pero no es así. Tenemos cancheros con vasta experiencia y el terreno está en muy buenas condiciones”, agrega el especialista.

 

Mantención y cuidado

La cancha del Monumental sufrió más desgaste en el primer semestre que en años anteriores. Pablo Guede entrenaba al menos dos días por semana en ella y a eso se suma el día del partido. Por lo mismo, durante el campeonato se pudo apreciar que el gramado estaba dañado, algo que reconoce Poblete.

“Es cierto que la cancha tuvo un mayor desgaste en el primer semestre por el trabajo que hace Pablo en movimientos tácticos y términos estratégicos que lo requieren. Por lo mismo, nosotros tratamos de brindarle el mayor apoyo”, cuenta el gerente.

Durante el segundo semestre, el estadio albergará dos recitales (Bon Jovi y Stgo Rock City), pero Poblete es claro en indicar que tanto los aspersores como la cancha no sufrirán daños.

“Las zanjas son de 40 centímetros de profundidad y el material HDPE es bastante grueso. Tenemos completa seguridad de que no va a haber ningún problema para los recitales, pero obviamente nos hemos coordinado con las empresas productoras para que tomen las medidas necesarias”, avisa.

El Monumental lucirá una nueva cara y su cancha será una de las más modernas del continente.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo