La Marea Roja jugó la pichanga de la amistad para fraternizar con los temidos hinchas rusos

Ante la llegada de los hinchas chilenos y contra toda la fama que se crearon los ultras locales de violentos, protagonizaron una fraterna bienvenida.

Por El Gráfico Chile

La Marea Roja se tomó las calles de Moscú en la previa de la Copa Confederaciones y para matar la ansiedad que provoca el debut contra Camerún, prepararon una serie de actividades que de paso incentivaron la fraternidad con los amantes del fútbol en Rusia.

La mala fama que recibieron los ultras locales con sus enfrentamientos ante los holligans ingleses en la pasada Eurocopa preocupaba en la antesala del viaje de los más de 7 mil hinchas chilenos que llegarán al país euroasiático, sin embargo, desde una de las barras sindicadas como las más violentas -la del CSKA Moscow- prepararon una bienvenida digna de destacar.

Incluso, pusieron a disposición de la Marea Roja tres buses para el traslado de los hinchas y arrendaron una cancha para la realización de un partido amistoso en la que se compartió, incentivando el fair play entre ambas agrupaciones.

"Agradecemos a todos los chilenos que se sumen a esta actividad pues nos permite demostrar que el fútbol une y no es violencia y racismo", dijo en las redes sociales Mario Moreno, "El Chapulín", reconociendo el valor de la actividad.

El anecdótico resultado favoreció al equipo chileno por 2-1 y fue el anticipo del tercer tiempo, donde los líderes de ambas barras hicieron entrega de regalos conmemorativos. Los chilenos seguirán sus actividades y ya tienen planificada un "carnaval" para alentar al equipo de Juan Antonio Pizzi con un banderazo frente al Hotel Crowne Plaza Moscow en el World Trade Centre de la ciudad, el sábado a las 17:30 horas locales.

Así fue el encuentro con los Ultras del CSKA Moscow:

 

Y el "tercer tiempo" que publicaron en redes sociales:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo