Boca Juniors se tituló campeón de Argentina sin tener que jugar

Banfield cayó frente a San Lorenzo y le dio el título a los Xeneizes que de la mano de Guillermo Barros Schelotto lograron el título y la clasificación a la Copa Libertadores 2018. Ahora saldrán como campeones a enfrentar la penúltima fecha ante Olimpo de Bahía Blanca.

Por AFP

Boca Juniors se consagró campeón del torneo argentino 2016-2017 sin jugar, al establecer una ventaja en puntos inalcanzable a causa de la derrota de su único escolta, Banfield, que cayó contra San Lorenzo por 1-0, en partido anticipado de la penúltima fecha.

Los Xeneizes darán la vuelta olímpica el miércoles en la ciudad de Bahía Blanca cuando jueguen su partido de la vigésimo novena contra Olimpo y desaten los festejos de sus hinchas al sumar 59 puntos. Lejos del equipo del ex entrenador de la Universidad Católica, Julio César Falcioni que se quedó con 54 unidades con sólo un partido pendiente.

La escuadra azul y oro sumó así su título doméstico número 32 (su último festejo fue el campeonato de Primera División 2015), marca sólo superada en la historia por su archirrival River Plate, con 36. La figura del campeón fue el goleador del torneo Darío Benedetto, con 18 conquistas.

Boca llegaba a la penúltima fecha con cinco puntos de ventaja sobre el Taladro, por lo que el equipo del sur bonaerense necesitaba derrotar a los Cuervos para tener chances, pero en el Nuevo Gasómetro perdieron por la mínima diferencia, con gol de Fernando Belluschi (56') para el Ciclón, que además falló un penal que Néstor Ortigoza pateó desviado (90+3).

El título de Boca llegó luego de que el equipo que dirige el Mellizo Guillermo Barros Schelotto cambiara muchas veces de esquema y de nombres sobreponiéndose a la salida del emblemático Carlos Tevez, que emigró al fútbol chino.

Aún sin mostrar en varios tramos un fútbol brillante, Boca se reveló como un equipo agresivo, con determinación para buscar el protagonismo: es el equipo más goleador, con 58 tantos en 28 encuentros, a un promedio superior de dos por partido.

Goleador decisivo

El club auriazul encontró un protagonista impensado en Darío Benedetto, un delantero llegado desde México a mediados del año pasado con poco recorrido en el fútbol argentino, quien se convirtió en el goleador del certamen, con 18 dianas.

En el mediocampo fue donde se realizaron las mayores variantes, en el que el juvenil uruguayo Rodrigo Bentancur se convirtió en uno de los ejes, junto con Fernando Gago, reaparecido tras una larga lesión, y que culminó con la solidez defensiva del colombiano Wilmar Barrios, que apareció en las etapas decisivas del campeonato.

En un certamen con muchos altibajos por parte de la mayoría de los equipos, Boca se convirtió en el conjunto más consistente, y una vez que se subió a lo más alto de la tabla, en la decimotercera fecha, nunca se bajó de la primera posición.

El momento de máximo riesgo llegó a cuatro fechas del final, cuando River llegó a ponerse a sólo un punto de Boca, pero cuando estuvo contra las cuerdas el equipo auriazul reaccionó con dos triunfos contundentes sobre Independiente (3-0) y Aldosivi (4-0), mientras que los ‘millonarios’ naufragaron en sendos clásicos ante San Lorenzo (1-2) y Racing (2-3).

Y los jugadores ya desataron los festejos en el hotel de concentración:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo