El desastre de Boris Becker: ex tenista alemán fue declarado en quiebra

La leyenda del tenis germano, de 49 años, fue convocado a un tribunal de Londres por una gran deuda con el banco privado Arbuthnot, Latham and Co.

Por AFP

La leyenda alemana del tenis Boris Becker (49 años) fue declarado este miércoles en estado de quiebra personal por un tribunal londinense por una deuda de varios millones de euros.

Su abogado afirmó sin embargo que las informaciones sobre la bancarrota de su cliente "no se corresponden con la realidad".

Becker, por medio de un abogado, fue convocado ante el tribunal de quiebras por una deuda al banco privado Arbuthnot, Latham and Co. desde octubre de 2015.

La jueza Christine Derrett rechazó acordar al triple vencedor de Wimbledon (1985, 1986 y 1989), que vive en Londres desde hace varios años, los 28 días suplementarios pedidos por su abogado para liquidar su deuda.

El abogado de Becker, John Briggs, había pedido una última oportunidad para su cliente, arguyendo que una declaración de quiebra podría tener un efecto nefasto sobre la imagen del ex entrenador de Novak Djokovic.

"Habría tenido que pensar en ello hace mucho tiempo", señaló la jueza. "Es una deuda histórica. Tenemos la impresión de que tratamos con un individuo que ha elegido la política del avestruz", añadió.

"No es una persona muy erudita en matería de finanzas", respondió su abogado.

Becker se defiende

Luego, en una serie de mensajes en Twitter, Becker explicó que el caso de debía a un préstamo que debía "devolver íntegramente en un mes".

"Estoy decepcionado con que Arbuthnot Latham haya decidido iniciar este proceso contra mí", afirmó en la red social.

El ex número 1 mundial explicó por su parte que iba a "concentrarse en el trabajo", especialmente su actividad como comentarista para la BBC en el próximo Wimbledon, que comienza el 13 de julio.

Becker ya tuvo problemas judiciales por deudas impagadas con la justicia española, sobre trabajos en su mansión de Mallorca, y la justicia suiza, por no haber pagado al religioso que le casó en 2009.

En 2002, la justicia alemana le había condenado a dos años de prisión sin cumplimiento de pena, así como a 500.000 euros de multa, por problemas con el fisco.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo