Markelle Fultz fue el número 1 del tradicional draft de la NBA marcado por sorpresivos traspasos

El escolta fue elegido por Philadelphia 76ers en el primer puesto de la lotería, la que tuvo numerosos intercambios como el de Jimmy Butler a Minnesota.

Por EFE

El nuevo talento universitario de la clase de 2017 ya está en la NBA con el base-escolta Markelle Fultz como número uno, elegido por los Sixers de Filadelfia, que cumplieron los pronósticos en el sorteo colegial realizado la pasada noche en el Barclays Center de Brooklyn.

Si la elección de Fultz, de 19 años, octavo sophomore (sólo un año de experiencia) que es elegido como número uno en la historia del sorteo de la NBA, se esperaba, al igual que las que hicieron Los Angeles Lakers, con el popular Lonzo Ball, como número dos, y los Celtics de Boston, que lograron a Jayson Tatum, con el tres, el movimiento de los Bulls pilló a todos por sorpresa.

Eso fue lo que se dio en el recinto del Barclays Center cuando se conoció que Butler, el jugador franquicia de los Bulls en las últimas temporadas, era enviado a los Timberwolves de Minnesota, que a cambio dieron al base Kris Dunn y al escolta-alero Zach LaVine.

El traspaso acaparó los comentarios de cara a lo que podía significar el movimiento realizado por los Bulls, y más cuando el sorteo no dejó apenas elecciones sorpresas, con algunas excepciones entre las que destacó la del base francés Frank Ntilikina, de sólo 19 años, y sin tener formación universitaria, como número ocho por los Knicks de Nueva York.

Un equipo que bajo la dirección del legendario Phil Jackson como presidente de operaciones los ha convertido en el más internacional, especialmente al elegir jugadores europeos.

Junto a Ntilikina, los Knicks con el número 58 también seleccionaron al alero serbio Ognjen Jaramaz, y de hacer ambos el equipo tendrían de compañeros al pívot español Willy Hernangomez, al ala-pívot letón Kristaps Porzingis, y al alero lituano Mindaugas Kuzminskas.

Otros siete jugadores extranjeros, seis europeos y un australiano, también fueron elegidos en el sorteo universitario con el pívot de origen finlandés Lauri Markkanen, como mejor situado al ser seleccionado con el número siete por los Timberwolves, que luego vendieron sus derechos a los Bulls en el traspaso de Butler.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo