Los ganadores y perdedores que dejó la Copa Confederaciones en La Roja

Mientras jugadores como Martín Rodríguez y Pedro Pablo Hernández tuvieron protagonismo, otros referentes del último tiempo como José Pedro Fuenzalida y Eduardo Vargas no estuvieron a la altura.

Por El Gráfico Chile

La Copa Confederaciones no sólo fue una oportunidad histórica para la selección chilena de competir con los demás campeones, sino que además le permitió a Juan Antonio Pizzi ver nuevos jugadores de cara a los duros partidos de Clasificatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018.

En esta dinámica de probar al máximo nivel, Macanudo puede sacar cuentas alegres con algunos elementos que demostraron en el torneo que reunió a los monarcas continentales que están para algo más en la Roja.

El seleccionador pudo sacar conclusiones especialmente en ataque, donde Martín Rodríguez se ganó su confianza, pese a que no fue considerado en la final de San Petersburgo. El delantero del Cruz Azul tuvo un rendimiento parejo en los tres partidos en el que fue utilizado y, pese a no brillar, anotó el gol del empate ante Australia, ayudando a la clasificación y aportando a superar el gran déficit de La Roja: el finiquito.

Rodríguez, eso sí, no la tendrá fácil para ser titular, caso distinto a otro de los triunfadores: Pedro Pablo Hernández. El Tucu se instala como la primera opción para reemplazar a unos desgastados Charles Aránguiz y Marcelo Díaz. El "10" le brinda despliegue, cabezazo y distribución a Pizzi, quien confía plenamente en sus condiciones, incluyéndolo en la formación titular en la final y demostrando que será número puesto en las formaciones nacionales en los próximos partidos de Clasificatorias rumbo a la Copa del Mundo.

Otro que puede decir que es un "ganador" de su paso por la Confederaciones es Paulo Díaz, quien se afirmó en la zaga como el primer recambio de Gary Medel y Gonzalo Jara. El jugador de San Lorenzo rindió a gran altura cuando fue requerido y le quitó el lugar a Enzo Roco, uno de los "perdedores" de la cita rusa al no jugar ningún minuto.

Los perdedores del frío ruso

El rendimiento del José Pedro Fuenzalida en esta Copa Confederaciones 2017 estuvo lejos de las actuaciones mostradas en la anterior Copa América Centenario 2016 y en las Clasificatorias al Mundial de Rusia. A pesar de que el carrilero de Universidad Católica comenzó jugando como titular frente a Camerún y Australia, fue reemplazado en los segundos tiempos y sólo volvió a jugar los últimos minutos en la semifinal ganada a Portugal en penales.

El Chapa, además, se vio perjudicado por el cambio de esquema 4-4-2 que utilizó Juan Antonio Pizzi ante selecciones como la de los lusos y de Alemania, dejando su lugar para el ingreso de Hernández.

Desde que estaba en Universidad de Chile, Eduardo Vargas jamás se ha sumado a la selección chilena tras un buen rendimiento en sus clubes. Pese a eso, en competiciones como las últimas dos Copa América, Turboman respondió con goles e incluso se transformó en el máximo artillero de los últimos dos torneos en que la Roja se terminó ganando. Coincidencia o no, Chile no pudo celebrar en la Copa Confederaciones, al mismo tiempo en que el ariete del Tigres de México sólo convirtió un gol frente a los camerunenses y en el resto de los partidos tuvo que ser reemplazado en los segundos tiempos al no ser el artillero que esperaba Pizzi. Comienza a perder bonos de cara a las Clasificatorias a Rusia 2018.

Otro que perdió terreno es Edson Puch. El delantero del Pachuca mexicano venía de una gran temporada en el fútbol azteca y Copa América Centenario, siendo una de las cartas ofensivas de Pizzi para el torneo. Sin embargo, tras un mal debut ante Camerún, donde reemplazó a Alexis Sánchez, fue "borrado" por el seleccionador que prefirió utilizar más a Rodríguez e, incluso, a Leonardo Valencia. Solo volvió en la final con Alemania, pero no fue mayor factor.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo