Ex preparador de arqueros de la Real Sociedad está orgulloso de Bravo: "Es muy difícil que surja una figura como él"

Roberto Navajas, actualmente entrenando porteros en Granada, entrenó cinco años al capitán de la selección chilena y vio sus primeros pasos en el fútbol europeo. Ahora no oculta su alegría por los logros que ha conseguido su ex pupilo a nivel de clubes y en la selección

Por Gonzalo Pérez

Lesionado, criticado y sin gran continuidad en el Manchester City. Ese era el duro momento que atravesaba Claudio Bravo para enfrentar la Copa Confederaciones. Luego de una temporada difícil, donde perdió la titularidad a manos de Willy Caballero, la situación del capitán de la Roja no era la mejor para enfrentar el exigente torneo en Rusia, más aún si cuando logró volver al arco de su equipo se lesionó en el clásico de Manchester ante el United y se perdió todo el final de la Premier League.

Las dudas crecían y crecían en torno a un Bravo que no conseguía recuperarse de ese desgarro sufrido a final del curso 2016/17, pero tras ser suplente en las primeras dos fechas, recuperó su puesto para la última jornada de la fase de grupos ante Australia y mostró su calidad bajo los tres palos. Las críticas que sembró en Inglaterra quedaron atrás y lo mejor aún estaba por venir. En el encuentro ante Portugal, por la semifinal del torneo, se lució y tapó los tres tiros de los lusos en la definición desde los doce pasos, dándole a Chile el paso a la final. Atajadas que, pese a jugar dos partidos menos, le valieron ganar el Guante de Oro de la Confederaciones.

Con la confianza a tope, ahora llegará a pelear el puesto de titular en el arco de Manchester City. Un puesto que Roberto Navajas, su preparador de arqueros en la época de la Real Sociedad, no tiene dudas que recuperará. En entrevista con El Gráfico Chile, el español que lo tuviera como pupilo desde 2009 hasta 2014 recuerda los primeros pasos de Claudio Bravo en el equipo vasco, los difíciles momentos que vivió para ganarse a los dirigentes, su fichaje por Barcelona, y valora las características que lo tienen catalogado como uno de los mejores arqueros del mundo.

¿Cómo fueron los inicios de Claudio Bravo en Real Sociedad y cómo has visto su progreso?

Claudio es una persona de una madurez tremenda. Desde que nos conocimos vi que tenía una gran madurez personal y una capacidad para manejar cosas nuevas que lo hacen adaptarse a todas las circunstancias, tanto fuero como dentro del campo. Tiene una gran capacidad de trabajar y los entrenadores de porteros nos convertimos en meros intermediarios para que esté en su máximo rendimiento. Ha mejorado mucho por esa capacidad de adaptación, de trabajar, y por lo meticuloso y exigente que es consigo mismo y con los demás. Esa capacidad lo hace llegar donde está.

Claudio Bravo en sus primeros años en Real Sociedad / imagen: Getty Images Claudio Bravo en sus primeros años en Real Sociedad / imagen: Getty Images

¿Cuáles son las principales capacidades que tiene?

El dominio interno, la tranquilidad, y ser un conocedor de sus capacidades y las que le quedan por desarrollar. Además, sabe manejar muy bien las emociones, el estrés del partido, y soportar todo eso. Es el arquero que mejor juega con los pies en el mundo, técnicamente y prácticamente es un jugador fantástico y a todos los equipos les gustaría tener un arquero así para sacarle provecho. Las características que hacen que sea diferente a los demás y de los mejores del mundo, pese a que en su club actual pase un momento delicado, es su capacidad de manejar y gestionar, sacar provecho de toda su persona. Puede cometer un error y al segundo siguiente está intentando hacer lo mismo que antes.

Ese juego con los pies del que hablas le ha ayudado a ser considerado uno de los mejores del mundo…

El portero no sólo para con los pies, es sólo un añadido más. Claudio maneja muy bien el juego aéreo, haciéndolo mejor que porteros muchos más altos que él. Tiene coordinación, capacidad de decisión, e interpretación para estar en el sitio adecuado y desplazarse para hacer un gesto técnico correcto. No le falta tener 1,95 para poder manejar el juego aéreo, porque tiene recursos de coordinación, técnicos y físicos, además de las mentales para decidir qué hacer y sacar el máximo provecho.

Recursos que lo llevaron a Barcelona ¿soñaba Bravo cuando estaba en la Real Sociedad que iba a poder llegar a un club tan grande?

Seguro, siempre ha sido ambicioso, siempre quiso estar en lo más alto y en un equipo mejor. Me llenó de satisfacción cuando me dijo que había fichado en el Barcelona, me sentía orgulloso. Nadie en la Real Sociedad creía en él, en esa posibilidad (llegar a Barcelona), y tuvo que luchar con muchos obstáculos por no ser vasco, pese a ser un portero que querían mucho. Tenía un handicap en contra por eso, pero era una persona ambiciosa y siempre creyó en esa opción, pese a que habían muchas otras que no creían. Tiene que estar orgulloso de lo que consiguió.

¿Qué obstáculos tuvo por no ser vasco?

La gente lo quería mucho, pero hay una idiosincracia muy clara marcada en la Real Sociedad. A pesar de esas circunstancias se mantuvo y fue un pilar básico, clave e importante para todos los objetivos del club. No se entendía jugar un partido sin Claudio Bravo, eso tiene mucho mérito.

¿Desde ese entonces ya era un líder como lo es hoy en la selección?

Siempre ha sido un líder, pese a que en la Real Sociedad le pusieron muchos inconvenientes para eso por no ser vasco y por ser chileno.Aunque no pudiera ser capitán del equipo por no ser vasco, porque así lo quería el club, él ejercía como líder y siempre ha ejercido ese liderazgo.  Una de las mayores injusticias que cometió la Real Sociedad fue no dejarlo ser capitán.

Los altos y bajos de Claudio Bravo

Pese a que Claudio Bravo está en la cúspide de su carrera a nivel de selección, en su club no lo pasa nada de bien. Mientras con la Roja se ha consolidado como el gran pilar de la Generación Dorada, en el Manchester City no goza con el puesto de titular y tuvo que aguantar las constantes críticas de la prensa inglesa que lo llevaron al banco de suplentes.

Ahora, luego de su gran Copa Confederaciones, llegará a pelear la condición de titular absoluto, esa que tampoco tuvo en Barcelona al tener que alternar con Marc-André ter Stegen

Claudio Bravo tuvo que aguantar muchas críticas esta temporada ¿Cómo viste su paso por Manchester City?

No siempre las cosas vienen bien y de repente vienen torcidas, a veces puede ser por culpa tuya o por condicionantes externas. En este caso puede ser la adaptación de los ingleses a entender por qué llega Guardiola y quiere poner toda esa liga patas para arriba con unos conceptos diferentes, es difícil. Esa situación también afecta a Bravo porque llega a reemplazar a Hart, que era el mejor portero inglés y el titular de su selección. Que llegue un chileno y le desbanque el puesto es llegar a hacerle daño a la mentalidad de la prensa inglesa.

¿Es muy difícil recuperar la confianza después de una temporada así?

Pudo cometer algún error, pero tiene esa capacidad de decir 'acá no pasa nada, voy a volver a hacer lo mismo y al segundo siguiente intentaré ser igual de bueno'. Lo ha asumido con mucha tranquilidad y quedó claro con el rendimiento que ha tenido en la selección, no sólo porque haya atajado tres penales sino porque juega como si hubiera sido titular todo el año. No transmite inseguridad, dudas, miedos ni desconfianza. Venía de no jugar en mucho tiempo y tenía pocos partidos, pero cuando jugó un partido importante lo hizo a máximo nivel. Es difícil en un arquero llegar a esa capacidad, hay que valorárselo.

A pesar de una temporada difícil, es fantástico que sea capaz de manejar y ofrecer un rendimiento como el que ofrece en la selección. Los chilenos tienen que estar orgullosos del portero y capitán que tienen, es muy difícil que surja una figura como él. Los éxitos que han conseguido (la selección) con él son tremendos, hay que valorar eso y todo lo que aporta en el campo y fuera del campo. Hay cosas que no se ven y están ahí, el trabajo que hace con sus compañeros, el liderazgo que ejerce, que son difíciles de valorar si no estás con él en el día a día. Es uno de los mejores arqueros.

Se nota que estás muy orgulloso de lo que ha conseguido…

Antes que futbolista, antes que portero, es una persona fantástica. Compartí muchas horas con él y me ha demostrado su calidad de persona, cada éxito que consigue me alegro muchísimo. Cuando dejó la Real Sociedad en vez de sentirme mal me sentí muy orgulloso y contento que se pudiera ir a un equipo superior.

Roberto Navajas con su pupilo / imagen: Facebook Roberto Navajas Roberto Navajas con su pupilo / imagen: Facebook Roberto Navajas
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo