El panorama de Cristián Álvarez y Milovan Mirosevic para su último semestre en la UC

Los dos ídolos más importantes de la Franja en el siglo XXI tendrán que enfrentar una reñida competencia para ver acción en cancha.

Por Pablo Serey Correa

El segundo semestre de 2017 será el escenario de despedida de Cristián Álvarez y Milovan Mirosevic del primer equipo de Universidad Católica. Los dos máximos ídolos cruzados del presente siglo cumplirán sus últimos seis meses de contrato como futbolistas profesionales, en los que deberán enfrentar una reñida competencia para poder sumar minutos en cancha.

Tener dos jugadores por puesto, en ese principio se ha fundamentado la construcción de los planteles en la UC durante las últimas temporadas. Y en base a dicho axioma, el panorama para el Huaso, y para el Milo, ambos de 37 años, se presenta arduo.

El ex River Plate, que puede jugar como lateral derecho o central, deberá competir con Juan Carlos Espinoza y Stefano Magnasco en su faceta de carrilero, mientras que para hacerse de un lugar en el centro de la zaga enfrentará una disputa con Germán Lanaro, Benjamín Vidal, Benjamín Kuscevic y Branco Ampuero.

En tanto el ex Racing Club, que puede cumplir labores en cualquiera de los puestos del mediocampo, tendrá que luchar con César Fuentes, Luciano Aued, Fabián Manzano, Carlos Lobos e Ignacio Saavedra por un lugar en la contención, mientras que deberá hacer lo propio con Diego Buonanotte y Carlos Espinosa por un espacio en la creación.

Opinión del Comandante

Fiel a su estilo, el director técnico Mario Salas remarca que los dos veteranos jugadores cuentan con las mismas chances que todos sus compañeros. "Cristián el semestre pasado fue un gran aporte en el lado derecho, cuando yo llegue lo tendí a centralizar un poco, pero se nos ha abierto la posibilidad de que juegue por fuera, sin duda que lo ha hecho muy bien", opina el Comandante en el caso de Álvarez.

Sobre el caso de Mirosevic, quien regresó a las canchas a mediados del Clausura pasado después de superar una larga lesión en la rodilla, el ex rugbista manifiesta que "Milovan es parte del plantel, tiene las mismas posibilidades que cada uno de sus compañeros. Ahora, estuvo con algunas lesiones el último tiempo, lo que significa llevarlo con más precaución, pero está considerado de la misma forma que el resto de sus compañeros, más allá de sus antecedentes médicos".

Justamente el asunto médico imposibilitó que los dos principales referentes del actual plantel de la UC estuvieran en el primer partido por los puntos del segundo semestre de 2017: el duelo de ida por la primera ronda de la Copa Chile ante Rangers en Talca. Una contractura en el gemeno marginó al defensor, mientras que una sinovitos de rodilla dejó fuera al mediocampista.

"Más allá del tema futbolístico está todo lo que aportan al equipo, lo que aportan al camarín, son dos jugadores referentes, con una trayectoria muy importante en este club, dos jugadores muy ganadores con este club. Nos ayudan a mantener un espíritu de convicción, un espíritu competitivo y de triunfo que nos hace falta y que necesitamos estar echándole aire de forma permanente. Vamos a seguir en esa idea y para seguir en esa idea son muy importantes jugadores como Cristian y Milovan", enfatiza Salas.

Cabe recordar que una vez finalizada la temporada 2016-2017, Álvarez y Mirosevic terminaron sus contratos con la UC. Después de un par de semanas de negociación, el Huaso renovó por seis meses, tras los que se retirará del fútbol profesional y pasará a cumplir diversas funciones institucionales en Cruzados. Por su parte el Milo, quien se demoró algo más en aceptar la extensión de su vínculo por los próximos seis meses, aún no tiene definido cuando expire dicha relación contractual.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo