Jorge Valdivia le puso ritmo a una deslucida Noche Alba y le quita presión a Colo Colo

Los albos vencieron por 1 a 0 a Huachipato con gol de Esteban Paredes y se sacudieron por un rato de la goleada que les propinó La Serena por Copa Chile.

Por Pedro Marín Roldán

En medio de la crisis que vive Colo Colo, existía el miedo de que la Noche Alba, en vez de una fiesta, fuera una pesadilla. Sin embargo, al ritmo de Jorge Valdivia, quien tuvo un esperanzador redebut, los albos encaminaron la celebración desde temprano ante Huachipato en el estadio Monumental y se sacudieron por un rato de la dolorosa goleada que sufrieron el domingo pasado en La Serena.

Con la desfachatez que lo caracteriza, el Mago quiso adueñarse de inmediato del juego del Cacique y pidió la pelota constantemente durante los minutos que estuvo en cancha, los 45 iniciales. Hasta un pase con la espalda se atrevió a dar el volante.

Pese a su protagonismo, no intervino en la maniobra de la apertura de la cuenta. Fue Jaime Valdés quien hizo de habilitador para un preciso envío a la cabeza de Octavio Rivero, que pivoteó para que Esteban Paredes, fiel a su costumbre, desatara el grito de gol en Macul, a los siete minutos.

De ahí en adelante, el equipo de Pablo Guede pudo aumentar la ventaja, aunque los acereros también tuvieron sus opciones, como un remate de José Bizama que dio en el poste. No obstante, el marcador no volvió a moverse en la primera fracción y el ídolo de la hinchada se fue a camarines con la sensación del deber cumplido, pues demostró que, a pesar de los más de dos meses que llevaba sin jugar, la varita está intacta.

45 minutos de relleno

El motivo principal de la fiesta ya no volvería, como se supo desde antes del partido, cuando Guede entregó dos formaciones, una para cada tiempo. Salió un talentoso y entró otro, pero en Huachipato, ya que el venezolano Yeferson Soteldo ingresó y a los tres minutos ya se sacó rivales de encima para dejar solo a Javier Parraguez, quien mandó sólo su tiro a las nubes.

Colo Colo respondió con un remate de Marcos Bolados que dio en el palo, mientras que Andrés Vilches elevó en inmejorable posición. El marcador, pese a las ocasiones que seguiría construyendo Colo Colo, no se movería más.

La deslucida Noche Alba, que tuvo a Valdivia como protagonista, entregó un poco de luz en medio de la oscuridad que ronda Macul.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo