Cuando regresar a Chile fue la mejor decisión: Los jóvenes que volvieron para buscar un renacer

Jeisson Vargas se suma a otros futbolistas que prematuramente dejaron las canchas criollas, pero que debieron volver a suelo nacional para poder dar un salto cualitativo en sus carreras.

Por El Gráfico Chile

"Es un jugador muy joven y, por ende, su proceso de formación no está completo", advertía Juan Tagle, presidente de Cruzados, cuando asumía con evidente resignación la venta de Jeisson Vargas al Montreal Impact, elenco que decidió colocarlo a préstamo en Estudiantes de La Plata.

Con 18 años, la joya de la cantera de Universidad Católica enfrentaba el desafío de jugar en la primera división de Argentina, emulando el camino de Alexis Sánchez, cuando inició su periplo fuera de Chile en River Plate.

Pero la historia de Jeisson fue muy distinta a la del tocopillano. La temporada 2016-2017 para el oriundo de Recoleta estuvo marcada por problemas extrafutbolísticos, los que le pasaron la cuenta en lo deportivo. Sumó pocos minutos, tuvo una presentación para el olvido cuando le tocó ir al Sudamericano Sub 20 y, consecuentemente, se perdió de las nóminas de la Roja adulta, donde, pese a su corta edad, ya sumaba nóminas por parte del entrenador Juan Antonio Pizzi.

Tras culminar su cesión en el Pincharrata, los dueños de su pase querían que continuara su carrera fuera de Chile, pero el propio Vargas entendió que volver a San Carlos de Apoquindo era la mejor decisión para enmendar el rumbo. De dicha forma, el talentoso ariete formado en la precordillera sigue la ruta que otros futbolistas nacionales han recorrido en el pasado: volver a Chile muy jóvenes tras una prematura aventura en el extranjero, para así dar el salto cualitativo en sus respectivas carreras.

Cuando regresar a Chile fue la mejor decisión…

Waldo Ponce: Partió con 21 años de Universidad de Chile a Wolfsburgo (2003) / Volvió con 22 años a la U desde Wolfsburgo (2004)

Tras irrumpir como uno de los mejores valores jóvenes del campeonato chileno vistiendo los colores de Universidad de Chile, el zaguero central partió a préstamo al Wolfsburgo de Alemania a mediados de 2003. En el conjunto germano estuvo un año, en el que apenas disputó seis encuentros, por lo que no se hizo efectiva la opción de compra. Regresó a la U y con ello retomó la continuidad que había perdido en su aventura en Europa.

Con los azules se convirtió en uno de los mejores centrales del fútbol chileno y eso le permitió meterse en las nóminas de la Selección, donde al cabo de unos años se ganaría un puesto de titular indiscutido. En 2008 tuvo una nueva chance en el extranjero, al fichar por Vélez Sarsfield, donde estuvo dos años. Tuvo un breve paso por la UC en el primer semestre de 2010 y tras ello jugó en Racing de Santander (2010), Cruz Azul (2011-2012), la U (2012-2015) y la Universidad de Concepción. Actualmente está sin club.

Jorge Valdivia: Partió con 21 años de la Universidad de Concepción a Rayo Vallecano (2004) / Volvió con 22 años a Colo Colo desde Servette (2005)

Tuvo su gran explosión jugando a préstamo en la Universidad de Concepción en 2003 y tras ello brilló en el Preolímpico que se realizó en Chile a comienzos de 2004. Debía sumarse al plantel de Colo Colo, sin embargo en Macul no era del gusto del entonces DT Jaime Pizarro, por lo que optó por buscar otros aires. Ahí apareció el Rayo Vallecano, club que se lo llevó a préstamo por un año y medio, sin embargo sólo estuvo un semestre, en el que tuvo escasa continuidad.

El descenso a la tercera categoría del fútbol español del citado cuadro lo llevó nuevamente a cambiar de aires, enrolándose así en el Servette de Suiza, donde sí lograría continuidad. Sin embargo aquella experiencia europea terminó de forma abrupta: el Servette quebró y tuvo que regresar al Cacique en febrero de 2005. Pero aquel evento sería crucial para el despegue de su carrera. Con los albos fue figura del fútbol chileno, ganó terreno en la Roja y se ganaría una mejor chance en el extranjero. A mediados de 2006 fue fichado por Palmeiras. El resto es historia conocida.

Jean Beausejour: Partió con 20 años de Universidad Católica a Servette (2004) / Volvió con 22 años de Cobreloa desde Genk (2007)

En medio de una polémica por su situación contractual con Universidad Católica, el zurdo apareció en junio de 2004 entrenando con el Servette de Suiza, club en el que estaría durante una temporada, la que finalizó de forma inesperada. A mediados de 2005 el entonces delantero debía buscar club, pues el conjunto de Ginebra quedó en bancarrota. Su prioridad era mantenerse fuera de Chile y así se enroló en Gremio, que en ese entonces militaba en la B del Brasileirao. Tras un sólo semestre en Porto Alegre, las puertas de Europa se le reabrieron al ser fichado por el Genk de Bélgica, donde estaría durante todo el 2006.

En 2007 regresó a Chile al ser presentado como flamante refuerzo de Cobreloa, donde logró la esquiva continuidad futbolística. Después vendría O'Higgins y conjuntamente el salto a la Roja, donde se transformó en pieza inamovible en el equipo de Marcelo Bielsa. De ahí en adelante se ha mantenido en la primera línea del fútbol chileno. Hoy es figura en la U y titular fijo en la Selección de Juan Antonio Pizzi.

Charles Aránguiz: Partió con 21 años de Colo Colo a Quilmes (2010) / Volvió con 21 años a Universidad de Chile desde Quilmes (2011)

El Príncipe tuvo una primera experiencia en el extranjero llena de sinsabores. A mediados de 2010, Udinese, club dueño de su pase, decidió enviarlo a préstamo a Quilmes, donde tendría como DT a Hugo Tocalli, con quien había logrado el título del Clausura 2009 con Colo Colo. Pero en el conjunto cervecero, que peleaba en la parte baja de la tabla, no lograría ser titular indiscutido.

No estaba cómodo en Argentina y en Universidad de Chile se enteraron de aquello: Jorge Sampaoli lo exigió como refuerzo para su primer semestre a cargo del equipo azul y la directiva laica le respondió al DT pagándole una indemnización a Quilmes por el semestre de préstamo que le restaba. Y en la U se convirtió en estrella del fútbol chileno: fue figura en la exitosa campaña del 2011, ganó la Copa Sudamericana y se metió de lleno en la Roja. Sus buenas actuaciones con los estudiantiles le permitirían volver al extranjero y ganarse un puesto de estelar en la Selección. Hoy milita en Bayer Leverkusen de Alemania.

César Pinares: Partió con 18 años de Colo Colo a Chievo Verona (2010) / Volvió con 21 años a San Luis desde Triestina (2012)

Con 26 años, está viviendo la mejor etapa de su carrera, siendo figura en Unión Española y ganando espacio en la Roja de Juan Antonio Pizzi. Pero el recorrido para llegar a ello fue largo. Tenía 18 años y muy pocos partidos a nivel profesional cuando dejó Colo Colo y fichó por el Chievo Verona, donde jugó en la serie Primavera entre 2010 y 2011. En la siguiente temporada pasó al Triestine de la tercera división de Italia y tras ello volvió a Chile, siendo San Luis de Quillota, en ese tiempo en Primera B, su primer equipo en suelo nacional tras su prematura aventura europea. De ahí vino Santiago Morning, Deportes Iquique, un breve paso por el Olympiakos Volos de Grecia y un retorno a los Dragones Celestes, en el que comenzaría a cimentar su consolidación definitiva. A mediados de 2016 llegó sin hacer mucho ruido al club de Santa Laura, donde se ha convertido en la principal figura de la era Martín Palermo.

Gonzalo Espinoza: Partió con 21 años de Unión San Felipe a Racing Club (2011) / Volvió con 24 años a Universidad de Chile desde All Boys (2014)

Hizo las inferiores en Huachipato, jugó en Barnechea en 2010 y en 2011 se estrenó en Primera en San Felipe. En el Valle del Aconcagua sólo estuvo un semestre, pues tras dicho paso sorprendió al fichar por Racing Club de Argentina. En la Academia no tuvo muchas oportunidades y por lo mismo se marchó a Arsenal de Sarandí, conjunto en el que sumó algo más de acción (jugó Copa Libertadores), pero aún así no consolidación. Sería en All Boys, equipo más modesto que los dos anteriores, donde el Bulldog lograría ser titular indiscutido al otro lado de la cordillera. Pero el gran salto cualitativo de su carrera lo dio al volver a Chile y firmar por la U, donde sería pilar del título azul conseguido con Martín Lasarte, lo que le abriría por primera vez las puertas de la Roja. Tuvo un breve préstamo en Patronato y recientemente fichó por el Kayserispor de Turquía.

Nicolás Castillo: Partió con 20 años de Universidad Católica al Brujas (2014) / Regresó con 22 años a la UC desde Frosinone (2016)

A comienzos de 2014 y tras buenas campañas con Universidad Católica dio el salto al fútbol Europeo, precisamente al Brujas de Bélgica, equipo que canceló 4,1 millones de dólares por el 75% de su pase. Su primer semestre en el Viejo Continente fue más bien de adaptación y en el segundo tuvo un rendimiento a buena altura, sin embargo problemas fuera de la cancha llevaron a los belgas a enviarlo a préstamo, primero al Mainz 05 y después al Frosinone. Las lesiones marcaron sus amargos pasos por esos dos clubes, en los que ni siquiera pudo anotar. Su promisoria carrera se enrieló cuando en enero de 2016 volvió a la UC, siendo pilar fundamental del histórico bicampeonato cruzado, lo que le abrió las puertas de la Roja adulta y le permitió retornar al extranjero. Hoy es figura en Pumas de México.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo