Carlos Muñoz reabre episodio con barristas: "Parece que esto no va a acabar nunca"

Tras los rayados en contra de Rafael Caroca en la U y de Aníbal Mosa en Colo Colo, el ahora delantero de Unión Española quiere que se terminen estos hechos en el fútbol chileno.

Por Javier Rios

Carlos Muñoz está feliz en su nueva casa, Unión Española, donde incluso debutó con un gol en la Copa Chile y se proyecta para tener un buen año, aunque en su regreso al fútbol chileno hay una marca que quisiera erradicar: la violencia de las barras bravas.

El delantero que este miércoles fue presentado con los colores del equipo rojo volvió al país tras una irregular campaña en Talleres de Argentina y en los primeros días fue testigo de los rayados amenazantes en contra de Rafael Caroca en las dependencias de la Universidad de Chile, así como las amenazas en contra de Ánibal Mosa en Colo Colo, situación que lo hizo recordar su conflicto con la Garra Blanca en 2012.

En esos tiempos Muñoz fue interceptado en la calle por hinchas tras declarar que la relación con ellos podría afectar al plantel, recibiendo posteriormente un llamado de el otrora jefe de la barra, Pancho Malo, para amenazarlo.

En esa época el goleador no tuvo miedo de denunciarlos y este 2017 también los enfrenta en sus primeras declaraciones como jugador del elenco de Santa Laura: "Parece que esto no va a acabar nunca. Lo vimos en el Monumental, también cuando el Rafa Caroca se fue a la U aparecieron rayados, pero sólo queda en eso, en palabras que no pasan a mayores, es importante que esa gente salga del fútbol que vivamos un deporte en familia y que se viva el fútbol como corresponde. De a poquito van saliendo de los estadios, por ahí hay tranquilidad en ese aspecto, que quedan en palabras y no en actos", señaló tranquilizando a las personas involucradas.

"Parece que esto no va a acabar nunca. Lo vimos en el Monumental, también cuando el Rafa Caroca se fue a la U aparecieron rayados, pero sólo queda en eso, en palabras que no pasan a mayores"

Más allá de los casos puntuales, Carlitos sabe que la mayoría de los fanáticos están con una competencia limpia y que se base en la deportividad  por eso agradece el apoyo de los aficionados de todos los equipos donde estuvo y que pese a cambiar de camiseta le agradecen su aporte.

"Mucha gente de Wanderers y de otros equipos comentaron que les gustaría verme en sus equipos y lo agradezco, me pone contento recibir cariño y habla bien de lo que hice. El interés de la Unión Española siempre estuvo, incluso bastante antes de que terminara contrato en Argentina y creo que mi palabra vale más que  cualquier cosa ya tenía comprometida mi opción y por eso tengo ganas de una revancha en el fútbol chileno", señaló.

En la conferencia de prensa que sirvió de presentación para los 10 refuerzos que trajo Martín Palermo al equipo de Independencia, Muñoz asumió su momento actual: Vengo a Unión a tratar de revertir todo lo malo que fue mi segundo semestre en Argentina. Debo seguir mejorando. Vengo con todas las ganas de renacer y tratar de recuperar el nivel que tuve antes de irme al extranjero”.

Además de declarar su intención de poder ser un buen reemplazante de la temida dupla Churín-Salom que marcó huella el último tiempo en la institución de Plaza Chacabuco: "Fueron jugadores muy queridos acá, pero emprendieron rumbos distintos, nos toca estar a nosotros acá y es un desafío importante, queremos rendir con esta camiseta, es un gran desafío luchar el puesto y lo haré con todas las ganas", finalizó.

Los 10 refuerzos que acompañaron al Titán Palermo fueron Santiago Gallucci, Ángelo Pizzorno, Israel Poblete, Christian Bravo, José Quezada, Gustavo Canales, Carlos Muñoz, Guillermo Hauché, Juan Pablo Gómez y Ramiro González.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo