El “gringo” que la lleva en El Gringo: "Me encantaron las empanadas fritas"

El estadounidense Skip McCullough llegó a Chile para participar del Maui & Sons Arica Pro Tour y quedó enamorado. Aseguró que volverá con su tabla por más tiempo para conocer las distintas playas.

Por Gonzalo Pérez

Hablar de gringo en Arica es hablar de la temida ola en la ex isla El Alacrán, la misma que desde el 2009recibe el Maui & Sons Pro Tour. Sin embargo, en otros lados de Chile, tal como pasa en Brasil, esa palabra muchas veces se ocupa para referirse a un extranjero, especialmente a un estadounidense.

Aunque su connotación muchas veces no es positiva, el surfista Skip McCullough se lo toma con humor. "Ah, no es sólo la ola, entonces yo sería el gringo de El Gringo. Es gracioso", dice riéndose el joven californiano cuando se entera del significado que se la da en Chile a "gringo".

McCullough llegó por primera vez a Chile para participar del campeonato ariqueño y con el paso de los días fue demostrando su condición de favorito. Así alcanzó los cuartos de final y el sábado buscará el título, que implican llevarse 3000 puntos y 75 mil dólares.

Pese a que la competencia es su principal preocupación y ha demostrado que es favorito para ganar, el relajado californiano no sólo disfruta de las olas y el mar. Fascinado de Arica y su gente, se mueve por El Alacrán como si fuera su casa. Nada hace pensar que lleva sólo un par de días.

"Me encantó Arica, la ciudad y especialmente la ola El Gringo. Ha sido como tener unas vacaciones maravillosas. Es primera vez surfeando en Chile y primera vez que estoy en Sudamérica. Definitivamente volveré el próximo año y quizá lo haga por un mes completo", dice McCullough mientras sostiene su tabla para partir al hotel tras una intensa jornada.

Pero si la ciudad y las olas le fascinaron, hubo otra tentación a la que Skip McCullough no se pudo resistir: las empanadas fritas de mariscos. En un carro ubicado a la salida de la ex isla, el californiano satisface su deseo por una comida que lo cautivó.

Me encantaron las empanadas fritas, estoy comiendo muchas. Ahora mismo me voy a comprar una, son tan buenas. No tenemos cosas así en mi ciudad

"Si todo en Chile es como Arica me gustaría visitar el resto del país. Es una pequeña y hermosa ciudad, tiene muy buena comida, y la gente camina tranquilamente por las calles paseando y disfrutando. Es como Europa", concluye sobre sus deseos de volver a la puerta norte de nuestro país y por qué no, seguir su recorrido, tabla en mano, por todas las playas de Chile.

El "gringo" McCullough ya es uno más en Arica.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo