Enojado, sin festejos y refugiado en la familia: el intenso título de Supercopa de Pablo Guede

El director técnico de Colo Colo vivió de manera muy particular la final ante Universidad Católica en el Estadio Nacional.

Por Pedro Marín Roldán

Llegó en el bus y se fue en familia con un semblante de agotamiento y desgaste. Así se resume la jornada del entrenador de Colo Colo, Pablo Guede, en la Supercopa donde el Cacique goleó 4-1 a Universidad Católica en el Estadio Nacional.

Desde que se bajó del bus que la expresión del técnico era de preocupación. La presión con la cual llegó al duelo no lo tenía tranquilo y por lo mismo, en su rostro se evidenció cansancio.

Ya una vez comenzado el partido, Guede vivió el duelo de manera aparte. A los dos minutos de puso de pie y comenzó a dar órdenes.

A los cuatro minutos lamentó el gol perdido por Esteban Paredes y a los seis se vio en la obligación de ponerse un polerón para diferenciarse de sus jugadores.

Minutos más tarde, contuvo a su ayudante Gustavo Grondona quien había comenzado a reclamar airadamente y a los 15' llegaron las primeras órdenes a Felipe Campos, quien había cometido algunos errores en la salida y en la marca.

Tras el gol de la UC mantuvo la calma y le pidió a sus jugadores que fueran hacia arriba y no lamentaran la situación. El empate no lo festejó y en el resto de los goles ningún jugador llegó a festejarlo con él.

A los 58' se se desesperó porque el cuerpo médico no atendió a Esteban Paredes quien estaba con problemas en la rodilla.

Sin festejar y en familia

La goleada que concretó el Cacique en el segundo lapso al parecer sorprendió al técnico puesto que no celebró los goles y menos el título. Es más, recibió la medalla y se fue directo a camarines y no dio la vuelta olímpica con el plantel.

En los vestuarios estuvo hasta que comenzaron a llegar los jugadores a quien saludó muy rápido y se fue.

A esas alturas el semblante de Guede era de cansancio. Es más, apenas cuatro preguntas respondió en la conferencia de prensa, en una clara muestra de estar desgastado. Y para sorpresa total, fue el primero en retirarse del estadio y de fue junto a su familia en su auto y no en el bus con el plantel.

Guede muestra agotamiento y pocas fuerzas, aunque aseguró que el martes volverán con energía a los entrenamientos para comenzar a iniciar los trabajos de cara al debut en el torneo de Transición ante Deportes Antofagasta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo