La pólvora mojada de de la UC va más allá del Tanque Silva

El uruguayo ha sido el principal blanco de las críticas por la falta de gol en Católica, pero sus socios en ofensiva tampoco ofrecen buenas cifras.

Por Pablo Serey Correa

"Los responsables de meter goles somos todos, yo también juego en ataque y también tengo responsabilidad. Somos un equipo, todos atacan y todos defienden, Santiago es uno mas del grupo", exclamaba hace una semana el argentino Diego Buonanotte cuando se le consultaba por la falta de gol del uruguayo Santiago Silva en Universidad Católica.

Ante la falta de contundencia en el arco rival, el Tanque ha sido el principal el principal blanco de cuestionamientos en la UC, a raíz de su condición de centro delantero y por haber llegado para cubrir la baja de Nicolás Castillo, quien en su brillante 2016 en la Franja marcó 29 goles en 31 partidos, con un promedio de 0,93 tantos por encuentro.

Y con ese antecedente, la vara se ve muy alta para el charrúa, quien en sus 20 compromisos disputados con la camiseta estudiantil ostenta 5 anotaciones, lo que arroja un promedio de 0,25 goles por partido. Aún así, con esos 5 festejos mencionados, el ex Boca Juniors es el máximo goleador franjeado en lo que va de 2017.

La tabla de anotadores de la escuadra comandada por Mario Salas en el 2017 exhibe en el segundo lugar a Roberto Gutiérrez (hoy en Palestino) junto a Diego Buonanotte con 4 conquistas, mientras que más atrás aparecen Carlos Espinosa, Fernando Cordero y Ricardo Noir (regresó a Racing Club de Argentina) con 3 dianas.

En lo que va del presente año, la UC ha convertido 34 goles en 24 cotejos, lo que da como resultado un promedio de 1,41 tantos por encuentro. Al comprar dicha cifra con lo hecho por la propia Católica durante el segundo semestre de 2016, un período que engloba una cantidad similar de partidos respecto a lo que va de 2017, se aprecia una importante distancia: en la segunda mitad del año pasado el equipo del Comandante anotó 53 goles en 26 duelos, lo que da una media de 2,03.

Y si bien los cruzados vieron partir a jugadores que aportaron con anotaciones como Roberto Gutiérrez, Ricardo Noir o Enzo Kalinski, en el plantel actual se mantienen dos que fueron relevantes con sus tantos en 2016 y que durante lo que va de 2017 han evidenciado una cuantiosa baja en su promedio de gol: José Pedro Fuenzalida y Diego Buonanotte.

En el caso de Chapita se registra un desplome. En la segunda mitad de 2016 jugó 18 encuentros oficiales por Universidad Católica, en los que anotó 6 tantos, lo que entrega una media de 0,33. En lo que va de 2017 ha jugado 16 compromisos y sólo ha convertido un gol, lo que arroja un promedio de 0,06.

La situación del Enano va por la misma línea. Tras llegar a mediados del año pasado, el Enano tuvo un sobresaliente primer semestre en el club de precordillera en lo que a gol se refiere: anotó 9 tantos en 21 encuentros, promediando 0,42 goles por partido. En 2017 aquella media bajó a 0,18, al registrar 4 conquistas en 21 lances.

Por eso, en la UC, el gol se perdió más allá de Silva.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo