Franklin Lobos, a siete años de la tragedia minera: "Algunos se creyeron héroes y resulta que éramos víctimas"

El ex futbolista fue uno de los 33 mineros que sobrevivió al accidente en la mina San José en 2010. Siete años después, lejos de las luces y la fama que obtuvieron algunos de sus compañeros, Lobos sigue dedicado a la minería. Este es su relato.

Por Rodrigo Realpe
Franklin Lobos sigue jugando fútbol todos los fines de semana / EFE
Franklin Lobos, a siete años de la tragedia minera:

¿Me llama’i por lo qué pasó, verdad? Pero si eso de los 33 mineros ya no existe, se acabó hace rato”. A Franklin Lobos no le gusta hablar del tema, pero el tiempo no pasa en vano, y haber sido uno de los 33 sobrevivientes del accidente de la mina San José en 2010, cuyo posterior rescate conmovió al país y al mundo, dejó una huella imborrable en su vida.

En conversación con El Gráfico Chile, Lobos admite que nunca le gustó la fama y la farándula que les llegó de golpe. “Siempre fui de bajo perfil. Después de lo que pasó muchos se creyeron héroes, pero resulta que fuimos víctimas. El tema se puso mediático, hubo mucha farándula, yo preferí hacerme a un lado y el tiempo me dio la razón”.

¿Cómo así?

Es que a nosotros nos hizo muy mal todo este tema. Yo no saco nada con quedarme pegado, pero hubo cosas que no me gustaron. Muchos se demandaron entre ellos mismos, dijeron que éramos mal agradecidos por demandar al Estado, y al final todo lo que se hizo quedó en nada.

¿Ha mantenido contacto con sus ex compañeros?

Con Mario Sepúlveda, (Omar) Reygada, (Pedro) Cortez, con ellos más que nada. Es que hay muchos que son de otra ciudad. Sé que unos están bien y otros mejor, pero muchos no están bien económicamente. Tampoco éramos muy amigos, si yo llevaba cinco meses ahí. Creo que cometimos el error de no seguir unidos y cada uno por su lado.

Lobos vistió los colores de la Roja en las clasificatorias a los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 / AFP Lobos vistió los colores de la Roja en las clasificatorias a los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 / AFP

Se dijo que ustedes se habían forrado en plata con todo esto…

Así es, pero eso fue una mentira grande. (Leonardo) Farkas nos regaló un millón de pesos y lo que nos sirvió fue una pensión vitalicia que nos dieron. En todo lo que pasó después no ganamos un peso. Vendimos el libro y nos dieron un millón. Con la película llevan dos años y no hemos visto un solo peso. Los viajes eran gratis, es cierto, conocí otros países, pero con suerte nos pasaban 200 dólares de viático. La gran mayoría ha vuelto a trabajar, incluso hay otros sin trabajo.

¿Y usted?

Yo sigo en la minería. Trabajo por el lado de La Candelaría, en Copiapó. Justo ahora mandé un currículum para otra empresa que es mejor, ojalá resulte. Y bueno, tengo una oficina, y un pequeño quincho para cumpleaños y eventos, pero ahora con el frío es medio complicado.

¿Y la salud cómo está con todo lo que pasó?

Física y mentalemente he estado bien. Juego a la pelota los fines de semana y estoy haciendo una vida normal, como la que tenía antes del accidente, pero me costó mucho, porque lo único que yo quería era jugar, juntarme con mis amigos los fines de semana.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo