Francisca Crovetto, a un año de Río: "Fue uno de los momentos más frustrantes de mi carrera"

Con la perspectiva que entrega el tiempo, la skeetera recuerda su paso por tierras cariocas, donde remató en un decepcionante 19º lugar, que incluso la llevó a replantarse todo en las horas posteriores a su presentación. Sin embargo, dio vuelta rápido la página y ahora va por el título en Lima 2019, un podio en Tokio 2020, una actuación consagratoria en Santiago 2023 y una posible trayectoria dirigencial tras su retiro.

Por Juan Ignacio Gardella

Hace poco más de un año, el 12 de agosto del 2016, Francisca Crovetto completaba una decepcionante actuación en Río 2016. Dada su performance en Londres 2012, donde remató octava, llegaba como una de las buenas cartas nacionales a Brasil, pero su 19º lugar estuvo muy lejos de cumplir las expectativas.

Con la perspectiva que da el tiempo, la skeetera recuerda su paso por tierras cariocas como uno de los momentos más amargos de su carrera. Incluso, se replanteó todo en las horas posteriores a su presentación, pero dio vuelta la página rápido y ahora planifica su asalto al título en Lima 2019, a un podio en Tokio 2020 y a una consagración en casa en Santiago 2023.

 

Un año después de Río, ¿cómo evalúas esa actuación, de la que no saliste conforme?

Claramente no era lo que mi equipo y yo esperábamos, pero es parte del deporte, está dentro de las probabilidades y hay que asumirlo. Son esos momentos los que te dan la fortaleza y te hacen aprender. Aunque suene cliché, uno aprende de los errores y lo más importante es levantarse, porque, de verdad, si no lo has vivido, no eres capaz de imaginar el nivel de frustración y pena que se tiene después de un día así, en una competencia tan grande. Un año más tarde, aquí estoy, con la misma motivación y los sueños intactos.

¿Fue el momento más frustrante de tu carrera?

Sí, lejos. No sé si el más, pero ha sido uno de los más frustrantes. Al final, la vida se constituye de muchos momentos así y en el caso de un deportista, los buenos son los menos, incluso para los destacados. Al caerse, hay que saber ponerse una coraza, llorar y patear la perra, pero después levantarse.

Además, llegabas como una de las buenas cartas nacionales…

Sí, pero hay que pensar que en el tiro skeet son 24 mujeres de todo el mundo las que clasifican. Está lo mejor de lo mejor, entonces, no soy sólo yo la que tiene buenas posibilidades, sino todas las que llegamos hasta ahí. Es una lucha bien cuerpo a cuerpo. Por eso, no tomo con tanto peso eso de ser la carta.

¿Te replanteaste tu carrera?

Sí, pero se me pasó luego. Se piensa en tanto esfuerzo que se hizo, pero después te das cuenta de que tienes la posibilidad de hacer lo que te gusta y vivir de eso, como poca gente en el mundo. Había que seguir para ir a unos terceros Juegos Olímpicos. Fue una duda temporal.

¿Te ves en Tokio 2020 entonces?

Sí, seguro. Hay que clasificar, que es una de las cosas más difíciles, pero ya lo hice en dos ciclos olímpicos consecutivos y lo voy a hacer de todas maneras para Tokio 2020, tengo toda la convicción.

Ya tienes medallas de plata y oro sudamericanas, y de bronce y plata panamericanas. ¿Qué sigue?

Oro en los Juegos Panamericanos, porque fui campeona en el panamericano específico, cuando clasifiqué a Londres 2012. Y una medalla en un campeonato del mundo y un podio olímpico, de todas maneras.

¿Llegas a Santiago 2023?

Mi deporte es longevo y a los 33 años, que es la edad que tendré para Santiago 2023, voy a estar en el apogeo de mi carrera. Seré protagonista de esa competencia.

Eres dirigente de la Agrupación de Deportistas de Alto Rendimiento, DAR Chile, y hace tiempo estás involucrada en la defensa de los derechos de tus colegas. ¿Te ves metida en política tras el retiro?

No sé si en un cargo político, porque pienso que el deporte no se puede abanderar por un color, ya que es transversal. El mayor trabajo que una puede hacer es desde lo dirigencial, siento que ésa es mi responsabilidad, devolverle la mano a Chile, por todo lo que me ha dado en recursos y apoyo, trabajando para las futuras generaciones. Sería egoísta de mi parte y muy ingrato que me retire y me dedique a otra cosa.

¿Te gustaría liderar a tu Federación, como Tomás González?

Me encantaría ser parte del Comité Olímpico o incluso aportar desde el ámbito privado. No lo he diseñado todavía, pero desde donde sea, voy a estar ligada toda mi vida ligada al deporte.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo