Se va un cruzado caballero: el ídolo de la UC Milovan Mirosevic se retiró del fútbol

El volante de Universidad Católica informó que deja la actividad por sus constantes lesiones en una conferencia de prensa marcada por la emoción del volante y sus compañeros de plantel.

Por Pablo Serey Correa

El volante de Universidad Católica Milovan Mirosevic, anunció este lunes que se retira del fútbol, por sus constantes lesiones que le han impedido jugar en el equipo de Mario Salas este semestre.

El ídolo cruzado confirmó entre lágrimas la información en una emotiva conferencia de prensa en la que leyó un comunicado agradeciendo a su club y todos los que lo apoyaron en su carrera: “Sabía que corría ciertos riesgos, había cosas que debía evitar, se terminó el semestre y luego de conversar con familia y amigos, por el daño y deterioro de mi rodilla anuncio el retiro, si bien mi intención era terminar mi contrato, sin poder entrenar, prefiero dejar el lugar de privilegio de se jugador de Universidad Católica", señaló confirmando su alejamiento de las canchas.

En la ocasión, sus compañeros de plantel ingresaron a brindarle el apoyo moral mientras comunicaba la decisión junto al presidente de la institución, Juan Tagle, y el gerente deportivo cruzado José María Buljubasich, además de otros ilustres cruzados como Mario Lepe que escuchó con atención sus últimas palabras como jugador: "Quería cumplir mi contrato hasta diciembre, pero no puedo cumplir con lo que establece mi contrato, que es jugar. Ofrezco disculpas a la gente por no poder responder a las expectativas”, dijo en San Carlos de Apoquindo.

"No es sorpresivo, sabía los riesgos que estaba tomando, lo asumo y no me arrepiento. Es el club donde no sólo aprendí a jugar fútbol si no que aprendí los valores, ahora buscaré nuevos desafíos para adaptarme a esta parte de mi vida que aún no conozco. Gracias al club que me permitió ser futbolista, al club lo siento como mi casa", dijo agradeciendo a la institución en la que debutó en 1997.

Palabras de agradecimientos que no se empañaron pese a reconocer que tuvo problemas cuando debió salir de la Universidad Católica para jugar en Unión Española o con su fallida vuelta a la precordillera donde apenas sumó 99 minutos en tres partidos: "El club y yo tuvimos momentos difíciles pero que familia no los tiene, quiero lo mejor para este equipo. Estoy orgulloso de pertenecer a este club me declaro hincha", aclaró.

Ahora el 10 cruzado seguirá su tratamiento médico, sin planificar todavía nuevos desafíos en el club: "Hay que entender que hay tiempo para todo y se debe dejar atrás los recuerdos de jugador. Pensando en el futuro de mi familia, anuncio que no seguiré siendo jugador profesional para dedicarle el tiempo necesario a la recuperación de la rodillla, que puede incluir una cirugía", finalizó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo