A pesar de la negativa de la Intendencia los fanáticos azules realizaron el tradicional Banderazo

Cerca de mil hinchas de la Universidad de Chile se congregaron en La Cisterna para motivar a los jugadores de cara al Superclásico.

Por El Gráfico Chile

La Intendencia Metropolitana negó la autorización para los tradicionales rituales previos de los hinchas (Banderazo y Arengazo) para el Superclásico número 182. Pese a esto, los fanáticos del cuadro universitario realizaron el Banderazo en las inmediaciones del Centro Deportivo Azul en La Cisterna.

Cerca de mil hinchas azules se congregaron en el CDA y, tras la última práctica del campeón del fútbol chileno, rodearon el bus que trasladaría a los jugadores al hotel de concentración y les entregaron todo su apoyo. Los futbolistas respondieron saludando y devolviendo el cariño desde el vehículo. Hubo incidentes aislados entre algunos barristas y Carabineros, pero no pasó a mayores.

La otra cara de la moneda se vio en el Monumental…

En la otra vereda se vivió una situación mucho menos agradable: Carabineros incautó lienzos y fuegos artificiales que algunos barristas habrían escondido en el estadio Monumental con el objetivo de usarlos en el tradicional partido.

En el operativo llevado a cabo por la fuerza pública se incautaron siete bolsos que contenían 284 tronadores y tres lienzos. Todo esto, hallado en el entretecho del puesto de comida de la entrada a Cordillera. Las leyendas en los paños eran llamativas: "17 años de paternidad", "Miren y aprendan es sin venderse" y "Mejor perder por bocoy", refiriéndose, tal vez, a perder por walkover (sin presentarse).

También, en las cercanías de Pedrero se detuvo a seis individuos, uno por portar arma blanca y otros cinco por desórdenes públicos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo