Esteban Paredes Fútbol Club: Colo Colo bailó a la U y alargó su "paternidad" en el Monumental

Con un Tanque encendido, los albos golearon a los azules en Macul. El zurdo de 37 años hizo un triplete y desató la locura en el pueblo albo. El descuento fue obra de Pinilla.

Por Carlos Silva

El foco noticioso durante toda la semana fue si Esteban Paredes iba a poder jugar el Superclásico 182 del fútbol nacional. "Voy a jugar y el gol que más recuerdo ante la U es el que haré el domingo", con esa frase el zurdo aseguraba que no se iba a perder el partido y cumplió. Colo Colo hizo lo de siempre, le ganó a Universidad de Chile en el Monumental, ahora por 4-1, con el jugador de 37 años como máxima estrella.

El partido arrancó como a todos los hinchas del fútbol les gusta, "caliente". La U apostó a salir a presionar arriba y buscar el gol rápido, mientras que el cuadro local esperaba en su zona. Los azules querían "matar la mufa" atacando.

Apenas se jugaban 10 minutos y llegó el gol. Los laicos dominaban y fue así como Jean Beausejour perdió el balón en la salida, luego Christian Vilches se cayó y Esteban Paredes entró mano a mano con Johnny Herrera. El zurdo definió como sabe, con clase. 1-0. Errores de ex albos para el primer gol del partido en Macul.

Valdés Valdés y Paredes, las figuras / AgenciaUno

El estadio explotó aún más cuando un "viejo" de 35 años recuperó el balón, corrió toda la cancha, hizo una pared, eludió a Gonzalo Jara y con un zurdazo seco puso el 2-0. Ese "viejo" es Jaime Valdés, el sostén de Colo Colo en las últimas temporadas. Guede celebraba como loco en su banca. Pajarito hacía volar a su equipo, una vez más.

El aliento caía desde la galería, el elenco dueño de casa apostaba al contragolpe con Nicolás Orellana como principal arma por su velocidad. La U quería despertar, pero no podía. Lorenzetti no se podía conectar con Pinilla y menos con Ubilla. Una pelota muerta era lo único que podía revivir al campeón.

Y llegó ese balón detenido. El crónometro apuntaba los 33', Duende Lorenzetti pateó un córner al corazón del área, una carambola dejó la pelota dando bote en el área y apareció el que más quería aparecer, Mauricio Pinilla. El 9 le pegó con el alma y era el descuento laico. Sí, Pinilla marcó su primer gol en su retorno a Chile en el Monumental.

Pinilla Pinilla gritó con todo su gol en el Monumental / AgenciaUno

Paredes locura

Tal como Floyd Mayweather, Colo Colo noqueó a su rival con un golpe al mentón. Se jugaban apenas cinco minutos del complemento (50') y Gonzalo Jara se volvió a equivocar en la salida, para que Paredes sin resistencia alguna anotara su gol número 11 en Superclásicos. El zurdo y la postal de siempre, celebrando ante la U.

Hoyos hizo un cambio ya clásico para intentar una remontada histórica. David Pizarro entró por un disminuido Felipe Seymour. Pek era el "arma" azul para levantar a un equipo que estaba en el suelo.

El partido era muy favorable para el conjunto de Guede, mientras que los forasteros mostraron su rabia con violencia. Reyes, Lorenzetti y Pinilla se turnaron para golpear al Mago Valdivia. Roberto Tobar pintó a todos de amarillo. La U estaba totalmente desesperada en la cancha más ruda para ellos.

Minuto 86, Paredes tomó la pelota antes de la mitad de la cancha, la echó a correr como cuando estaba en Santiago Morning, superó en velocidad a Vilches, y cuando el zaguero azul se repuso, la aguantó y con un toque de veterano clavó la cuarta estocada alba. Golazo. 4-1. El estadio se vino abajo.

No pasó nada más tras la joya de Paredes. La paternidad alba en el Monumental se alarga, porque desde 2011 que la U no puede en ese estadio. Guede sigue con aire y Hoyos no pudo romper la historia. Colo Colo por ahora celebra en la cara de su archirrival.

Esteban Paredes, el último gran ídolo albo / AgenciaUno

Así vivimos el minuto a minuto

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo