Alemania sigue demostrando su condición de campeón y quedó a una victoria de Rusia 2018

La Mannschaft venció por 2 a 1 a República Checa y está cada vez más cerca del Mundial del próximo año.

Por AFP

Alemania dio un paso importante hacia el Mundial de Rusia 2018, donde pondría en juego el título conquistado en Brasil en 2014, tras su victoria por 2 a 1 casi al final ante República Checa, este viernes en Praga, que le permitió continuar con un pleno de victorias al frente del grupo C.

Mats Hummels dio el gol del triunfo a los alemanes en el minuto 88, rematando en solitario de cabeza un tiro libre que su compañero Toni Kroos envió al área chica. El autor del primer gol alemán, en tanto, había sido Timo Werner, en el minuto 4, cuando Mesut Özil envió un pase cruzado que su compañero controló en la frontal del área antes de superar al arquero local por bajo.

En el 78, los checos consiguieron empatar con un potente disparo desde fuera del área de Vladimir Darida e instalaban las dudas alemanas en Praga. Sin embargo, sobre el final apareció el defensor para mantener el gran registro de los alemanes: siete partidos, siete victorias, 21 puntos de 21 posibles. Con el resultado, todo parece sonreír a la Mannschaft, campeona este año de la Copa de las Confederaciones con un equipo joven y que tiene cada vez más cerca el billete para volver a Rusia.

Sólo le sigue el ritmo, a distancia, Irlanda del Norte, que este viernes ganó lógicamente en San Marino (3-0) y es segunda del grupo a 5 puntos de diferencia. Así, con este panorama, Alemania podría asegurar matemáticamente el lunes la primera posición y con ello el pase al Mundial, si vence a Noruega en Stuttgart y los norirlandeses no ganan en Belfast a una República Checa desesperada y contra las cuerdas.

Alemania está invicta en las Clasificatorias Rusia 2018 / imagen: AFP Alemania está invicta en las Clasificatorias Rusia 2018 / imagen: AFP

Descontentos con el juego

Pese al triunfo de este viernes, Löw no se mostró del todo contento y señaló que "no podemos estar satisfechos con el juego de esta noche. No conseguimos profundidad, no jugamos entre líneas y pese a nuestra mayor posesión del balón, no creamos acciones peligrosas y perdimos balones. Si no es por ese gol de cabeza de gran clase de Mats Hummels nos hubiéramos ido con un empate".

El propio Hummels también admitió que el juego no fue el mejor: "no recuerdo en los últimos años que hubiéramos perdido tantos balones. Teníamos un once valiente, con una defensa a tres, pero no jugamos como queríamos, dejamos muchos espacios".

Alemania ya había vencido 3-0 a los checos en la primera vuelta, hace casi un año en Hamburgo, pero ahora tuvo más trabajo para quedar a un paso del Mundial. Lo cierto es que la Mannschaft sigue demostrando su condición de campeón del mundo.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo