Wenger reconoció que no dejar partir a Alexis es un "sacrificio" para Arsenal

El técnico de los Gunners admitió que no quiso vender al tocopillano a Manchester City, sacrificando 70 millones de libras para el club: "tiene un precio enorme"

Por El Gráfico Chile

El frustrado fichaje de Alexis Sánchez al Manchester City significó un duro golpe para el tocpillano y para los Gunners que perdieron la posibilidad de recibir 70 millones de libras. En ese sentido, el técnico Arsene Wenger reconoció que fue un “sacrificio” mantener al chileno en Londres.

"Al mantener a Sánchez hasta el final de su contrato sacrificas un ingreso de 70 millones de libras, y al final de la temporada, tienes que conseguir un reemplazo por esa misma cantidad de dinero. Tiene un precio enorme", explicó Wenger a Bein Sports.

Incluso, el adiestrador francés de los Gunners reconoció que deberá sacrificar a uno o dos jugadores para lograr esa suma de dinero.

De paso, el DT se mostró contrario a la inflación en los fichajes del último mercado de pases. Wenger usó a Ousmane Dembélé como ejemplo. "No importa lo bien que trabajes como entrenador de fútbol, Dembélé el año pasado costó 15 millones de euros y este año 150 millones. No importa lo bien que trabajes en el campo de juego, no puedes hacer que un jugador pase de valer 15 a 150 millones”, criticó.

"Al final, el cálculo entre lo que inviertes y lo que ganas ya no existe. Lo único que vale ahora es si se puede comprar o no", finalizó.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo