La caída en picada de la UC en 2017 que tiene a Salas al borde del abismo

En lo que va de año, el Comandante exhibe por lejos sus peores números al mando de Universidad Católica, desde que asumió a fines de 2014.

Por Pablo Serey Correa
Mario Salas tiene contrato vigente con la UC hasta diciembre de 2018 / Photosport
La caída en picada de la UC en 2017 que tiene a Salas al borde del abismo

Lejos parecen estar esos días que metieron a Mario Salas en la historia grande de Universidad Católica. El 2016 fue el año más exitoso en los 80 años de vida del club cruzado, en cuanto a títulos se refiere, sin embargo a nueve meses del grito de bicampeón en diciembre pasado en Temuco, el Comandante vive la cara opuesta de la moneda y por ello en la precordillera ya hay quienes piensan que la banca estudiantil amerita un cambio.

Salas tiene crédito en San Carlos de Apoquindo por haber terminado con la sequía de títulos que golpeó a la UC después de la obtención del Bicentenario 2010 con Juan Antonio Pizzi como DT y, sobre todo, por el histórico bicampeonato logrado el año pasado. Sin embargo, el mal rendimiento y la sucesiva pérdida de objetivos en lo que va de 2017 lo ha hecho perder gran parte de dicho crédito que hoy tiene como gran aval al presidente de Cruzados Juan Tagle.

El ex rugbista firmó a mediados de 2016 una extensión de contrato hasta fines de 2018, sin embargo en la directiva del conjunto de Las Condes hay un sector que contempla la opción de acordar su salida en diciembre próximo. Los malos resultados del 2017 tienen al ex seleccionador Sub 20 al borde del abismo en la Franja, quien a esta altura del año sólo cuenta con las últimas 10 fechas del Transición para mejorar un registro muy por debajo de sus propios antecedentes en Católica.

En cuanto a números se refiere, en lo que va del presente año el cuadro estudiantil ha experimentado una caída en picada en comparación con la estadística que el propio Comandante cosechó en sus dos años anteriores en la UC. En los últimos nueve meses, el equipo de Salas ha disputado 31 partidos oficiales, en los que ha obtenido 11 triunfos, 8 empates y 12 derrotas, lo que arroja un pobre coeficiente de rendimiento del 44%. En cuanto a goles, ha marcado 44 (1,41 por partido) y le han convertido 46 (1,48 p/p).

Aquella estadística se distancia de lo hecho en el histórico 2016, cuando los cruzados alcanzaron un promedio de rendimiento del 62,2% gracias a sus 23 victorias, 8 igualdades, 10 caídas, en un total de 41 encuentos jugados. El poder ofensivo y la solidez defensiva también se han debilitado: el año pasado Católica marcó 86 tantos, consiguiendo un promedio de 2,09 goles por partido, y le convirtieron en 58 ocasiones, lo que da una media de 1,41 por lance.

Los números de Salas por año en la UC:

2017 (Clausura, Transición, Libertadores, Supercopa, Copa Chile)

PJ: 31
PG: 11
PE: 8
PP: 12
Rendimiento: 44%
GF: 44 = 1,41 p/p
GC: 46 = 1,48 p/p

2016 (Clausura, Apertura, Sudamericana, Supercopa, Copa Chile)

PJ: 41
PG: 23
PE: 8
PP: 10
Rendimiento: 62,6%
GF: 86 = 2,09 p/p
GC: 58 = 1,41 p/p

2015 (Clausura, Apertura, Liguilla-C, Liguilla-A, Sudamericana, Copa Chile)

PJ: 52
PG: 29
PE: 8
PP: 15
Rendimiento: 60,8%
GF: 111 = 2,13 p/p
GC: 74 = 1,4 p/p

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo