El día en que el metro sesenta de Diego Buonanotte se adueñó del ataque de la UC

Debido a las lesiones que sufren los delanteros cruzados, Mario Salas se la jugó y puso al Enano como centrodelantero ante Audax, quien se lució con un golazo, aunque perdió un penal.

Por Giuseppina Lobos
El Enano Buonanotte se agigantó como "9" - Photosport
El día en que el metro sesenta de Diego Buonanotte se adueñó del ataque de la UC

La apuesta de Mario Salas era bastante arriesgada: como Santiago Silva y David Llanos estaban fuera por lesión, Diego Buonanotte se convirtió en el encargado de ser el “9” de Universidad Católica ante Audax Italiano. La decisión de inmediato generó revuelo entre los hinchas de la UC. Con ese 1,61 cm de altura, ¿sería capaz el argentino de cumplir la función de un centrodelantero?

Primeros minutos del partido y Buonanotte de inmediato se posicionó entre los centrales itálicos, desde ahí fueron sus primeros ataques. A los 5’, aprovechó una mala salida del local para recibir un pase de José Pedro Fuenzalida y rematar a quemarropa al cuerpo de Nicolás Peric, quien se tuvo que exigir al máximo para achicar el disparo.

La velocidad del Enano era un gran problema para Audax y los 18’ vino el primer golpe. El argentino tomó el balón en la entrada del área y mientras todos los audinos reclamaban off side, el volante miró a Peric y no encontró nada mejor que definir de globito sobre el portero. Abrazos, besos y la UC comenzaba a respirar en el Transición gracias al argentino.

Aunque la alegría duraría poco. Minutos después, la mano en el área de Matías Campos Toro le daría la posibilidad de estirar el marcador a la UC gracias a un penal, pero Buonanotte mandó el balón directo a las manos de Peric y no pudo ampliar el marcador, una situación que marcó el partido. "Erré un penal y eso no me puede pasar, podría haber sentenciado todo", comentó el trasandino tras el duelo.

Con el correr del encuentro, Buonanotte se puso el overol como el "9" de área que pedía Mario Salas, pese a su diminuta figura. Además de arrastrar marcas, el volante no tuvo problemas para bajar a ayudar a contener el buen juego de Audax. A los 46’ por ejemplo, y cuando el partido ya iba 2-2, el formado en River Plate se llevó todos los aplausos por cortar “sutilmente” a Bryan Carrasco quien se iba con todo en contra del arco de Cristopher Toselli. La falta táctica también vale algunas veces.

La buena dupla realizada con su compatriota Luciano Aued. que se asoció con el Enano de buena manera, se combinó más a los 75’ cuando ingresó Diego Vallejos. Si bien Salas mandó a la cancha a un delantero neto, el argentino se mantuvo en su puesto y tuvo un poco más de libertad para moverse debido al acompañamiento que le ofrecía el ex ariete itálico.

Si bien el partido terminó igualado 2-2, Salas no escondió su satisfacción al ver que su jugada maestra había tenido resultado positivo. "Diego es un jugador que tiene las condiciones para generar ocasiones de gol y definirlas. Es claro que el tema de Diego en esa posición fue bastante positivo", comentó el estratega en conferencia de prensa.

Por su parte, el volante quedó satisfecho con su nueva posición en la cancha, pese a que su jornada tuvo de dulce y agraz por el penal perdido y que pudo haber liquidado todo para la UC.

"Soy un jugador que cuando el entrenador me pide estar ahí, y yo acepto. No soy el ‘Tanque’ Silva, pero hago lo que se puede. Hoy era importante ganar Este es el camino, la entrega está al máximo", apuntó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo