Sharapova se mete al bolsillo a sus críticos: "Comentan sin base, no les hago caso"

La tenista rusa defendió su inocencia en el caso de dopaje que le costó 15 meses de suspensión: "Reconocí mi error, cumplí la sanción y estoy de vuelta".

Por EFE
Sharapova respondió a todos la que la critican - Getty Images
Sharapova se mete al bolsillo a sus críticos: "Comentan sin base, no les hago caso"

La tenista rusa Maria Sharapova ha vuelto a defender su inocencia tras su suspensión de 15 meses por dopaje -"mis críticos no tienen toda la información"- y ha revelado que su objetivo es "volver a levantar un título de Grand Slam".

Sharapova, de 30 años, regresó este año a las pistas después de ser sancionada por el consumo del fármaco cardiovascular Meldonium. La ex número uno del mundo vio rebajada la suspensión de dos años a 15 meses por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

En una entrevista que publica este jueves la cadena británica BBC, Sharapova reitera su inocencia y asegura que no hace caso a las críticas de colegas de profesión como Eugenie Bouchard, quien la tildó de "tramposa" y dijo que no se le debería permitir volver a competir, y Andy Murray.

"Creo que ese tipo de comentarios no tienen ninguna base y por eso no les hago ningún caso", señaló la rusa. "No creo que ellos tengan que opinar, ya que no tienen toda la información. Son el tipo de palabras que copan las portadas de los periódicos, nada más", agregó.

"Esta es mi carrera y yo sigo adelante. Reconocí mi error, cumplí la sanción y ahora estoy de vuelta", insistió.

Sharapova Sharapova llegó a octavos de final - Getty Images

La sanción

La rusa fue sancionada por la Federación Internacional de Tenis (ITF) con dos años de suspensión por consumo de Meldonium, fármaco que se utiliza para combatir los problemas cardiovasculares, y que tanto su inventor como el presidente ruso, Vladímir Putin, entre otros, no consideran como sustancia dopante.

Por su parte, la ITF y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) consideran que el Meldonium, que pasó a ser un fármaco prohibido el 1 de enero de 2016, es un "modulador metabólico" que incrementa el rendimiento físico y mental.

"El problema reside en que no hay ninguna prueba de lo que hace realmente (el fármaco); nadie te puede demostrar nada. ¿En qué se basan para sancionarme?", se preguntó.

"Después de levantar mi primer título de Grand Slam, en Wimbledon, fui a ver un médico en Rusia. Yo era una adolescente y me dijo que tenía ciertas anomalías en el corazón, por lo que me recomendó el Meldonium, una sustancia que era normal tomar en Rusia. La seguí tomando y luego llegó la prohibición", comentó.

Después de no ser invitada a Roland Garros y de perderse Wimbledon por lesión, Sharapova volvió a disputar un torneo de Grand Slam hace dos semanas en Nueva York, en el Abierto de Estados Unidos.

Pese a caer en cuarta ronda a manos de la letona Anastasija Sevastova (5-7, 6-4 y 6-2), la ganadora de cuatro 'majors' -Australia, Estados Unidos y dos veces Roland Garros- afirmó que le "encantaría" ganar otro Grand Slam.

"Poder saltar a la cancha ante miles de personas, vivir ese ambiente y esas emociones, sentir el ruido… Me sentí bienvenida y sabía que estaba en el sitio donde tenía que estar, donde pertenecía. Lo echaba mucho de menos. Estar en un Grand Slam es muy especial", dijo Shaparova.

"He ganado cinco 'majors' y he sido una afortunada, pero no oculto que me encantaría levantar otro, y ese es mi objetivo. En mi cabeza pienso que no he ganado ninguno para mantener ese hambre y esa motivación", subrayó la siberiana.

Loading...
Revisa el siguiente artículo